Alertan de que el tranvía impedirá la llegada de los trenes de FEVE a León

Ante el anuncio del inminente derribo del edificio del bar “El Hullero” y la probable tala de los árboles situados en el entorno de la Estación, en la Avda. de Padre Isla.

Ecologistas en Acción ha solicitado tomar vista de todos los expedientes abiertos por el Ayuntamiento para licenciar las obras de FEVE destinadas a la implantación del tranvía en León.

Tras la paralización judicial de las obras del tranvía, resulta esperpéntico que mientras el Ayuntamiento repone la legalidad en Padre Isla -junto a la Pz. de Sto. Domingo-, FEVE se disponga a vulnerarla en la misma avenida, a la altura de la estación.

El tranvía que plantean Ayuntamiento y FEVE - y que financiará el Ministerio de Fomento - , recortará en 12 kilómetros el trazado de la línea que está declarada de interés general, e impedirá al ferrocarril acceder al mismísimo centro de la ciudad, eliminando una de sus mayores virtudes: la llegada de los trenes regionales, - que vertebran las comunicaciones de los pueblos de la montaña oriental leonesa - , y de los trenes turísticos: transcantábrico, costa verde, etc. que con la llegada del tranvía quedarán en la estación de San Feliz. Los usuarios tendrán que hacer transbordo y casi con toda seguridad perderán tiempo y dinero.

Ecologistas en Acción considera intolerable que se penalicen los trenes de cercanías, que cumplen una valiosa función social y medio ambiental, en favor de obras innecesarias, carísimas y de costoso mantenimiento, como son los 679 metros de tranvía movido por catenaria, destinados a cubrir una distancia que se recorre a pie en menos de 10 minutos entre la estación de FEVE y Sto. Domingo. Las obras licitadas por FEVE (vease el perfil del contrante http://perfilcontratante.feve.es/es/) para la implantación del tranvía o tren-tran, entre León y San Feliz, ascienden a más de 23 millones de euros, a los que hay que añadir los 4,6 millones del Plan E concedidos al tramo de Padre Isla- Plaza de Sto. Domingo. Escandaliza tanto despilfarro en tiempos de crisis, y de recortes sociales sin precedentes.

La adecuación del entorno de la estación de FEVE para dejar sitio a la parada del tranvía supondrá la supresión del arbolado existente, empezando por los plataneros añejos que rodean el pequeño edificio del bar “El Hullero”, cuyo derribo, si se produjera en estos días, también sería motivo de denuncia.

Ecologistas en Acción rechaza el tranvía en León, defiende el mantenimiento de la estación de ferrocarril en el centro de la ciudad, la integridad del trazado de la línea León – Bilbao y el proyecto de integración/soterramiento parcial de las vías previsto desde hace años.

Reiteramos que en una ciudad del tamaño de León, la movilidad sostenible puede alcanzarse sin necesidad de despilfarrar el dinero de nuestros impuestos, adoptando medidas que con un coste económico muy bajo pueden mejorar la movilidad urbana, el uso de los espacios públicos, la calidad del aire y disminuir la accidentalidad, tales como:

  • Implantación de carriles bus (opción mucho más barata que el tranvía).
  • Creación de líneas de autobús de ámbito supramunicipal que unan los núcleos de población del área metropolitana con el centro y con los focos de mayor demanda de transporte público. (Hospitales, Universidad, Polígono Industrial, etc.)
  • Favorecer el uso seguro de la bicicleta como medio alternativo de transporte, mediante el trazado de carriles bici sobre la calzada de las principales vías urbanas (carriles de los que sigue careciendo el municipio de León)
  • Campañas informativas de concienciación y disuasión del uso del automóvil privado; medidas, en definitiva, para calmar el tráfico.



Visitantes conectados: 464