Piden la dimisión del presidente de Castilla-La Mancha

Tras conocerse la noticia de que la Comisión Europea ha decidido denunciar al Reino de España ante el Tribunal de Justicia de la UE por el caso del aeropuerto de Ciudad Real, Ecologistas en Acción de Ciudad Real ha exigido la dimisión del Presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y de la Consejera de Medio Ambiente, al considerar que ambos son los máximos responsables de esta situación, uno por acción y la otra por omisión.

El papel que jugó José María Barreda como Vicepresidente en el Gobierno Bono fue clave para que los promotores burlaran la legislación europea de medio ambiente, poniendo en grave riesgo la zona ZEPA del Campo de Calatrava.

Por su parte, la falta de valentía de la actual Consejera de Medio Ambiente, que no ha sabido, y lo que es peor, no ha querido cumplir con su responsabilidad de defender los valores ambientales de la región por encima de los intereses de partido y de los promotores privados, nos lleva a solicitar igualmente la dimisión de su cargo.

En la situación actual, con una denuncia abierta contra el Reino de España ante los tribunales europeos y con la continuación de las obras del aeropuerto, burlando los promotores la paralización que en la actualidad ha
impuesto el Ministerio de Fomento a las obras, exigimos la paralización inmediata y sin medidas cautelares por parte de todos los responsables medioambientales, Ministerio de Medio Ambiente y Fomento y Consejería de Medio Ambiente, hasta que se resuelva el asunto.

Consideramos que el giro que ha dado el caso del aeropuerto de Ciudad Real en Bruselas, es un síntoma inequívoco de salud democrática y de servicio público, todo lo contrario que la actitud que ha mantenido el gobierno español y, en especial, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha,
que ha consentido un camino de irregularidades administrativas para favorecer la especulación urbanística y económica en Ciudad Real.




Visitantes conectados: 287