Nuevo vertido de residuos peligrosos con destino a Nerva

El accidente del camión con residuos tóxicos en Aguafría, Almonaster la Real, y cuyo destino era el vertedero de Nerva, contaminó una vivienda, por lo que una familia con dos niños pequeños que la habitaba ha tenido que ser evacuada y desde el miércoles pasado viven en un hotel

Ecologistas en Acción denuncia el poco interés y la nula preocupación institucional por la situación en que desde el pasado miércoles, 6 de octubre, se encuentra la familia que tuvo que abandonar su casa a consecuencia del accidente de un camión que transportaba residuos tóxicos y peligrosos: polvo de acería, procedente de Portugal, y cuyo destino era el vertedero de Nerva.

El accidente derramó 27 toneladas de polvo de acería, invadiendo la carretera N-435, huertas colindantes y la vivienda de esta familia, cuya planta baja se vio completamente afectada en habitaciones, cocina, ropa y enseres. Además, parte de la carga cayó encima de un anciano y un niño que tuvieron que recibir asistencia sanitaria.

Ecologistas en Acción critica muy duramente a la empresa BEFESA y al responsable en el transporte por querer pasar página ofreciendo simplemente dos limpiadoras sin cualificación y sin dar cuenta de su negligencia, ignorando las causas del accidente y ocultando los peligros reales para la salud y el medio ambiente.

Frente a esa desidia por parte de la empresa y las autoridades competentes, Ecologistas en Acción considera que Aguafría necesita de una evaluación de los efectos ambientales de este vertido y de sus efectos en la salud de sus habitantes, en especial, aquellos que han tenido contacto directo con los polvos de acería vertidos.

Dada la forma en que se han desarrollado los hechos, desde Ecologistas en Acción exigimos un debate serio sobre el transporte de estas sustancias tóxicas, puesto que este tipo de residuos se están transportando a granel y sin ninguna medida de seguridad. Reclamamos, por tanto, que su transporte se realice en contenedores o cajas herméticas, ya que como se están transportando en la actualidad con una simple maniobra se pueden derramar, contaminando suelos y aguas y poniendo en peligro la integridad de las personas, la salud y el medio ambiente. No podemos olvidar que por las carreteras onubenses circula diariamente una media de más de 150 camiones cargados con estas sustancias, procedentes de distintos puntos de la geografía española y de distintos países comunitarios como por ejemplo Portugal.

Otro aspecto que no podemos olvidar, es la situación de precariedad y de presión empresarial en la que desempeñan su trabajo los conductores de estos camiones, ya que se les obliga a darse de alta como autónomos falsos y les exigen jornadas excesivas y cargas por encima de lo establecido por la normativa vigente.

Catástrofes como la de Hungría también ocurren, con menor entidad, en Huelva.




Visitantes conectados: 342