Medio Ambiente pretende triplicar el número de visitantes al Pinsapar

Ecologistas en Acción ha presentado un total de 75 alegaciones a la propuesta de Programa de Uso Público (PUP) que ha redactado la Consejería de Medio Ambiente (CMA). Este Programa propone un incremento desmesurado de las visitas a la Zona de Reserva del Parque Natural, lo que puede ocasionar importantes impactos.

El anterior PUP se aprobó en 1998, y al tener una vigencia de cinco años, ésta terminó en 2003. En 2006 se redactó y aprobó, con un amplio consenso, por la Junta Rectora del Parque Natural un nuevo PUP, que la CMA nunca aprobó definitivamente, por lo que hace ya siete años que este Parque Natural se encuentra sin PUP, lo que ha motivado que la CMA aumente los cupos y apruebe autorizaciones discrecionales para las visitas al Pinsapar, incluso en vehículos a motor, lo que estaba totalmente prohibido en el anterior PUP.

En este nuevo PUP no se evalúa el anterior Programa, ni se analiza ni dan explicaciones de por qué se han incumplido numerosas propuestas, como la adecuación de varios itinerarios, albergues de montaña, zonas de acampada…

Ecologistas en Acción propone que se abran al público itinerarios ya previstos en el anterior PUP y no desarrollados, como los senderos de Monte Prieto, la Ruta de los Molinos, o el camino Viejo de Ronda o la red de senderos entre poblaciones que permitan cruzar el espacio protegido de un extremo a otro. También proponemos se adecuen equipamientos, que estaban previstos en el anterior PUP, como el área de acampada en el embalse Zahara-El Gastor, el área recreativa en el embalse de Los Hurones, o el bosquete de pinsapos de Benamahoma; algunos incluso están ya construidos pero se encuentran cerrados, como el campamento de Cerro Mulera y el Museo del Hábitat Rural de Ubrique. Además proponemos que se abran nuevas rutas en caminos públicos y vías pecuarias actualmente usurpadas y cerradas por propietarios particulares, como la ruta Benamahoma-Zahara y Prado del Rey, Puerto de Alhucemas.

La CMA pretende mantener su política de privatización del uso público del Parque Natural, encomendando su gestión a la empresa pública EGMASA, que a su vez subcontrata los servicios, incluso las oficinas de información, con empresas privadas. Esta encomienda fue anulada por Sentencia del Tribunales Superior de Justicia de Andalucía, pero parece que la CMA no se da por enterada.

Pero lo más alarmante es la propuesta de aumento de las visitas a la Zona de Reserva del parque natural, que incluye los parajes más valiosos como el Pinsapar, la Garganta Verde o el Torreón. Ecologistas en Acción se opone rotundamente a este aumento desmesurado de cupos, que supondría que la ruta del Pinsapar por el Llano de Rabel pudieran transitar ¡220 personas el mismo día! Esto significaría casi cuadruplicar el cupo del anterior PUP, que era de 60 personas. En la travesía del Pinsapar, se pasaría de 60 a 180 personas al día. En los dos senderos del Pinsapar se permitiría un cupo total de ¡400 personas al día!, cuando en el anterior PUP era de 120. El cupo de Garganta Verde y Torreón era de 30 personas cada uno, y ahora se propone aumentarlo a 80.

Preocupante es también que el PUP deja al arbitrio de la CMA la autorización de recorridos en vehículos a motor, lo que consideramos inadmisible. El acceso de vehículos motor para actividades de uso público debe estar regulado y hemos propuesto que se mantenga la norma del anterior PUP, que solo permitía el acceso en todoterreno a colectivos de discapacitados y de la tercera edad por la pista forestal que transcurre entre el Puerto de los Acebuches y Benamahoma.

La CMA pretende instaurar un sistema de total arbitrariedad en la regulación del uso público en este Parque Natural, como queda patente en el hecho de que proponga como excusa para revisar el PUP “la modificación de las políticas institucionales de la Consejería de Medio Ambiente”. Un PUP debatido y consensuado no puede modificarse por cambios de criterios políticos coyunturales de la CMA.




Visitantes conectados: 700