Luces de navidad, un derroche económico y ecológico

Ecologistas en Acción valora negativamente la decisión del Ayuntamiento de Málaga de gastar la friolera de 900.000 euros para instalar 4,1 millones de bombillas en nuestra ciudad, sólo superada por Madrid, en todo el estado español.

Un mes antes de Navidad y las calles de nuestra ciudad ya están decoradas con el tradicional alumbrado navideño. Ecologistas en Acción considera que el plan de alumbrado navideño de la ciudad de Málaga, supone un despilfarro social y ecológicamente inaceptable, que lejos del supuesto espíritu navideño, intenta reflotar los ingresos de los comerciantes, actualmente en crisis, a costa del bolsillo de los ciudadanos.

Existen poderosas razones para considerar el exceso de luces como no sostenible y necesitado de una fuerte reducción. Abruma pensar la cantidad de energía que puede llegar a consumirse de un modo tan superfluo en todo el mundo desarrollado durante estas fechas. Y es que aunque los recibos de la luz los paga cada ayuntamiento (al final cada ciudadano), la factura medioambiental en forma de cambio climático, lluvia ácida, residuos nucleares o contaminación la paga todo el planeta.

La electricidad no es una energía limpia: la mitad procede de combustibles fósiles (centrales térmicas de carbón y de gas) y la cuarta parte de centrales nucleares. Además, representa una fuente de emisión de CO2, principal responsable del Cambio Climático en el que ya estamos situados. El 19% de la generación de energía en el mundo tiene como fin la iluminación y causa tantas emisiones de CO2 como el 70% de los coches, furgonetas y motos del mundo.

A Ecologistas en Acción le parece insuficiente el ahorro de presupuesto del 10%, en un momento de crisis económica, ecológica y social. El Consistorio ha encontrado en la tecnología LED su principal aliada para reducir la factura eléctrica, pero olvida que 4,1 millones de bombillas, aunque sean de bajo consumo, es un alto derroche energético.

La emergencia del problema del Cambio Climático significa un compromiso de todos nosotros para reducir nuestro consumo y nuestras emisiones. En Andalucía se emiten 8 las toneladas de CO2 por persona al año.

Ecologistas en Acción hace un llamamiento a la sensatez y a la racionalidad y opina que el mejor regalo que el ayuntamiento puede hacer a sus ciudadanos y a la ciudadanía global es reducir este absoluto despilfarro económico, energético y no contribuir con él al cambio climático.

Por tanto, animamos a los ayuntamientos y comerciantes a:

• Restringir la iluminación navideña a días estrictamente señalados (24 y 25 de diciembre, 31 de diciembre, 5 y 6 de enero).
• Reducir las horas de iluminación hasta la medianoche.
• Emplear menos cantidad de lámparas, aunque sean LED.
• Limitar el encendido a calles comerciales del centro, cuyo coste deberá ser sufragado en parte por los comerciantes y no a costa de las y los ciudadanos




Visitantes conectados: 368