En apoyo a la Huelga de Consumo

21 de diciembre – Huelga de consumo

Llega ya la Navidad que, al margen de otro tipo de consideraciones, es reconocida por la ciudadanía como la gran época de consumo del año. Cuando se habla de consumo el pensamiento oficial nos indica que nos estamos refiriendo al teórico intercambio de bienes y servicios que propugna el capitalismo y que, por arte de magia, genera satisfacción de necesidades e igualdad. Pero el modo de concebir el consumo no se queda ahí sino que va más allá hasta configurarse en un modo de vivir, el consumista, que identifica la libertad con la libertad de consumir, es decir, se es más libre en la medida en que puedes elegir qué consumir. Esta idea es claramente una falacia porque necesita que haya personas que no puedan acceder al consumo para que este sistema competitivo se sostenga; sin embargo ha calado profundamente en nuestras sociedades haciendo que el planteamiento neoliberal de la realidad opere tranquilamente y que se asuman como normales ciertas pautas de comportamiento.

Contra este “imperio de la normalidad” es necesario cuestionarse, preguntarse por qué y cómo, y tomar conciencia de que existen otras formas de consumo. Esta toma de conciencia también nos lleva a cuestionarnos hasta qué punto lo que se nos dice tiene más que ver con hacernos gregarios que personas libres. Un ejemplo lo tenemos en el discurso oficial relativo a las actuaciones necesarias para salir de la crisis en que nos han metido. ¿Por qué nos bombardean con la idea del colapso de la Seguridad Social y el aumento de la edad de jubilación como la única solución? ¿Cómo es posible que se transfiera tanto dinero al sistema financiero y las consecuencias las paguen los trabajadores y trabajadoras? Las preguntas son innumerables y la incertidumbre es enorme, pero no caigamos en la desesperanza.

Existen otros planteamientos, otras formas de abordar los problemas y otros discursos. Hay expertos que, en diferentes ramas del saber, ofrecen alternativas diametralmente opuestas a las oficiales. ¿Por qué no se dan a conocer? Son respuestas realistas que necesitan de una voluntad política que no piense en clave de interés individual sino en clave de interés social.

Con el fin de generar alternativas y espacios para reflexionar y dialogar sobre otros modos de ver y de hacer, os invitamos a que toméis parte en diversas iniciativas que se hemos puesto en marcha. En primer lugar, os invitamos a tomar parte en la Huelga de Consumo que se celebrará el 21 de diciembre. Es una invitación para tomar conciencia del peso del consumo en nuestra vida, plantear unas nuevas pautas de consumo como una crítica hacia un modelo de sociedad capitalista que ha fracasado social y ecológicamente y orientar esta reivindicación no contra el pequeño comercio local sino contra los grandes conglomerados comerciales, industriales y financieros.

En esta línea también os invitamos a participar en el ciclo de conferencias Miradas Críticas, que se celebrará entre enero y febrero de 2011. En esta edición vamos a reflexionar, con la aportación de diversas personas expertas, sobre el impacto de los medios de comunicación en el modo en que la ciudadanía asume los mensajes que se dan, la existencia de otras propuestas que plantean salidas diferentes a la crisis actual y el abordaje de la realidad desde la perspectiva de la mujer entre otras cuestiones.

Todas estas invitaciones y otras que se ofrecen durantes estos días por parte de diversos colectivos tienen un punto en común: no podemos asumir, sin más, los mensajes e informaciones que nos llegan. La transformación de la realidad, más allá de las soluciones que se propongan, necesita urgentemente de una mirada crítica.




Visitantes conectados: 759