Nuevas autovías inútiles en la Vega de Granada

Una nueva carretera proyectada por la Junta, que va de Granada a Las Gabias para enlazar con la 2ª Circunvalación (sin hacer), destruirá más Vega y la huerta el Tamarit, donde residió García Lorca y escribió algunas de sus obras.

El VAU 5 es un proyecto de carretera que saliendo desde Granada pasaría por los términos de Armilla, Churriana, Cúllar Vega y Las Gabias, enlazando aquí con la Segunda Circunvalación (obra parada por la crisis). Salvemos la Vega la considera una locura totalmente innecesaria que destruirá vega, la huerta del Tamarit, emblema lorquiano, y afectaría también al paseo por bici y peatonal que transcurre a lo largo del Genil a la altura de la clínica la Inmaculada. Es muy contradictorio que este atentado contra valores productivos, ambientales y culturales de la Vega, haya sido diseñado por la Consejería de Obras Públicas, la misma que diseña un Plan Especial de la Vega para protegerla.

¿Por qué se opone Salvemos la Vega a esta carretera?

1. El VAU 5, conocido también como “Acceso Segunda Circunvalación Granada por Churriana” es una carretera innecesaria a todas luces. El proyecto nacido en 1999, tiene por finalidad “diversificar las conexiones entre la Segunda Circunvalación y la ciudad central, así como sustituir funcionalmente la actual carretera La Malahá-Churriana y la antigua CN-323 por Armilla”. Este objetivo ha quedado obsoleto porque se ha cumplido al construir las carreteras de Las Gabias a Granada, la de Vegas del Genil a Granada a través del río Genil y la del norte de Churriana-Armilla. Tampoco tiene sentido el acceso de Granada a la 2ª Circunvalación por Las Gabias, ya que los ciudadanos de la capital que se desplacen hacia Motril, Sevilla o Norte de Granada, lógicamente accederán a vías más cortas. Es un conrasentido ir desde Granada a Motril o Santa Fe pasando por Las Gabias.

2. Se destruiría una amplia área de Vega: Al espacio ocupado por el propio vial hay que añadirle las zonas que quedarían aisladas entre dos carreteras o entre el vial y los propios cascos urbanos. Aparte se crearían tensiones urbanísticas que favorecerían las construcciones ilegales, el abandono de tierras , etc.

3. El ramal 1 de dicha carretera, qaue saldría de la rotonda del Neptuno, destruiría parte de la histórica huerta del Tamarit, emblema cultural por excelencia por haber sido un lugar donde Federico García Lorca escribió varias de las obras que le consagraron como escritor y poeta. No comprendemos cómo a la hora de hacer trazados de viales no se estudian antes a los lugares que afectan. En concreto el ramal destruiría un tercio de la huerta y pasaría a menos de 30 metros de la casa. Todo un atentado cultural.

Trazado de la autovía prevista
Cruza y divide los mejores terrenos de la vega.

4. Esta carretera rompería el paseo peatonal y en bici que hay a lo largo del río Genil y que parte desde cerca de la clínica la Inmaculada hasta el río Beiro. Se empezaría a destruir de esta manera una de las únicas actuaciones que ha sido aplaudida por Granada y que suele ser utilizada como paseo por muchos ciudadanos granadinos.

5. Por otra parte la Consejería de Obras Públicas cae en la contradicción más absoluta, ya que al mismo tiempo que está desarrollando un Plan Especial de la Vega, que contempla la protección y dinamización de 2.000 hectáreas en esta zona central (Granada-Churriana-Cúllar Vega-Vegas del Genil ) diseña proyectos como este VAU 5 que destruyen muchas hectáreas de Vega. No se puede firmar la protección de la Vega y su destrucción al mismo tiempo.

6. Es ilógico que se licite un proyecto de carretera, el VAU 5, que tiene como objetivo enlazar con otra carretera (2ª Circunvalación) -también muy destructiva de la excelente vega de las Madres de Rao- que no existe, ya que está parada por la crisis económica y no está previsto que se reanuden las obras en muchísimo tiempo.

7. La carretera, igual que otros viales metropolitanas proyectados (tenemos el ejemplo del Distribuidor Sur), no concuerdan con las declaraciones de las administraciones que dicen caminar hacia políticas de sostenibilidad. Estos proyectos sólo sirven para potenciar el vehículo privado frente al transporte público y abogan por un modelo de movilidad que ya está más que demostrado que es ineficaz, muy costoso y dañino para el territorio, el medio ambiente y, en este caso, la Vega de Granada.

8. Es una locura que en tiempos de crisis se destruyan suelos riquísimos que producen y dan trabajo. El dinero público no sd debe malgastar en una obra innecesaria y destructiva

Por todo lo anterior, Salvemos la Vega pide la retirada del proyecto del VAU 5 y que se se haga una profunda revisión de las políticas de movilidad impulsadas por el POTAUG hace más de una década. Esa revisión debería tener como objetivo el impulso del transporte público y una movilidad sostenible.




Visitantes conectados: 407