Denunciarán ante la Fiscalía los cambios de medidores de la contaminación

Ecologistas en Acción está preparando un informe para remitir a la Fiscalía
de Medio Ambiente sobre la reubicación y/o supresión de una quincena de
estaciones de control de la contaminación atmosférica en Castilla y León
desde el año 2002, realizada por el Ayuntamiento de Valladolid y la Junta de
Castilla y León con el objetivo de "mejorar" los datos y "solucionar" los
problemas estructurales de mala calidad del aire que afectaban a las
ciudades de Burgos, León, Ponferrada, Palencia, Salamanca y Valladolid,
entre otras.

En el marco de la investigación abierta para dilucidar la presunta
manipulación de los registros de contaminación atmosférica en diversas
ciudades españolas, mediante el cambio en la ubicación de los medidores más
"conflictivos", Ecologistas en Acción pondrá en conocimiento de la Fiscalía
lo sistemático de esta práctica en Castilla y León, desde el año 2002, en
que se cambiaron las estaciones Avenida de Portugal en Salamanca y Arco de
Ladrillo, Labradores y Avenida de Salamanca en Valladolid.

Hasta ese año, estas 4 estaciones y la de la Rubia en Valladolid venían
superando frecuentemente los antiguos límites legales por dióxido de
nitrógeno, muy superiores a los vigentes, situando a ambas ciudades entre
las más contaminadas de España. En 2003 se suprimió la estación Avenida de
Manuel Rivera en Palencia, que en ese año duplicaba el valor límite de
dióxido de nitrógeno, y en 2007 la de Campo de la Juventud en la misma
ciudad, habiéndose sustituido en 2009 por una estación situada junto a un
parque.

En Burgos, la estación de la calle Vitoria, el principal eje de tráfico de
la ciudad, se desplazó en 2007 unos 100 metros a una calle secundaria sin
apenas tráfico, mientras en 2006 la céntrica estación Facultad de Teología
se desplazó a una calle peatonal de una zona residencial periférica.
Finalmente, la estación de la Plaza de San Agustín se suprimió en 2009, de
manera que la ciudad de Burgos carece en la actualidad de medidores en
calles con tráfico, vulnerando la normativa, que obliga a situar en ellas al
menos una estación.

Parecido es el caso de Salamanca. Tras el cambio de la estación Avenida de
Portugal a una zona residencial periférica, en 2007 se traslada también a la
periferia el medidor de la Avenida de Alemania, que estaba pulverizando el
valor límite por dióxido de nitrógeno y registraba niveles muy elevados de
partículas finas. Así, actualmente la ciudad de Salamanca tampoco cuenta con
ninguna estación en calles con tráfico.

El León, la estación Barrio Pinilla se desplaza en 2006 unos 150 metros por
el "aumento espectacular del tráfico en las inmediaciones" [Informe de 5 de
julio de 2006 de la Junta de Castilla y León], a una calle de menor tráfico.
Y en 2009 se suprime la estación Plaza de Toros, que venía superando el
valor límite por dióxido de nitrógeno. En Ponferrada, en 2003 se dejan de
medir partículas en la Estación de Autobuses y en 2005 se mueven a la
periferia los medidores del Paseo de San Antonio y la Avenida de Huertas
Sacramento.

Finalmente, en Valladolid se suprimen en 2008 las estaciones de Labradores
II y Avenida de Santa Teresa, que venían registrando niveles elevados de
contaminación, mientras la de La Rubia lleva sin funcionar desde septiembre
de 2010, proponiéndose su segundo traslado por soportar el Paseo de Zorrilla
un intenso tráfico.

De esta manera, sin apenas adoptar medidas urbanísticas ni de movilidad para
reducir el tráfico de vehículos, en Burgos, León, Ponferrada, Palencia,
Salamanca y Valladolid se ha pasado del frecuente o sistemático
incumplimiento de la normativa de calidad del aire a una situación de
aparente mejoría, simplemente cambiando los medidores a emplazamientos sin
tráfico o con éste minorado. Ecologistas en Acción considera esta práctica
fraudulenta y poco justificada normativa y científicamente, y la pondrá en
conocimiento de la Fiscalía de Medio Ambiente por si las autoridades locales
y regionales responsables hubieran incurrido en un delito de falsedad
documental, perjudicando la salud pública.




Visitantes conectados: 249