Estudiantes portuenses descubren sus bosques

Es el quinto año en que se realiza esta actividad integrada en la Oferta Educativa Municipal, además este año cobra una importancia especial la actividad pues 2011 es el año internacional de los bosques.

Durante los meses de enero, febrero y marzo los alumnos de los IES Santo Domingo, IES Juan Lara, IES Pedro Muñoz Seca, IES José Luís Tejada y del Centro de Menores Bahía Chica, están conociendo los bosques portuenses en una actividad que combina el trabajo en el aula con las visitas presenciales a nuestros bosques. Esta actividad se llama "Conoce Tus Bosques".

La actividad se realiza en dos días consecutivos; el primer día transcurre en el aula introduciéndose a los alumnos en la materia a tratar en la salida, la biodiversidad y composición de nuestros bosques junto con las amenazas que soportan estos complejos ecosistemas, así como el análisis de las últimas propuestas urbanísticas y su afección a los bosques. Además se hace un repaso de las arboledas que se han perdido en los últimos años en nuestra ciudad junto con las que podrían desaparecer a corto plazo. El segundo día se realiza fuera del centro y consiste en una ruta en la que se visitan tres de nuestros bosques, que no son precisamente aquellos más conocidos para los portuenses; “El Camaleón”, la “Duna de Vaca” y “Rancho Linares”, con la idea de que amplíen el conocimiento que tienen sobre la ciudad en la que viven. La ruta está diseñada de manera que además de los pinares que se visitan a pie se pasa junto a una gran parte de los bosques que quedan en nuestra ciudad como el Pinar del Conde, el Pinar de Cantarranas, los retamares de la carretera de Fuentebravía o los retamares junto al Centro Inglés así como espacios más extensos como la sierra de San Cristóbal. En cada uno de los lugares visitados primeramente se localiza el lugar en una ortofoto y se termina analizando la ficha urbanística de la última propuesta del PGOU. Durante el recorrido se van reconociendo a través de una clave los diferentes árboles y arbustos que encontramos en nuestros bosques además de cualquier otro organismo que podamos encontrar como son líquenes, hongos, invertebrados o vertebrados. La observación no se limita al sentido de la vista sino que también se promueve el uso de los demás sentidos oliendo las plantas aromáticas, escuchando el canto de las aves o el tacto para notar las diferencias entre las texturas de diferentes hojas.

Durante los cinco años que llevamos realizando esta actividad hemos visto como los lugares visitados han ido cambiando, en el caso de la Duna de Vaca hemos ido viendo como poco se van cerrando todos los accesos a la duna, en el caso de Rancho Linares y El Camaleón, la suciedad y el acumulo de vertidos tales como escombros han ido aumentando rápidamente degradando estos espacios naturales sin que se haya hecho nada por evitar el deterioro de estos lugares.

En esta edición participan alumnos del centro de menores, de módulos turísticos y de 1º de bachillerato tanto de ciencias naturales como de ciencias sociales. Consideramos especialmente importante la participación de los módulos turísticos, pues es esencial que los profesionales del turismo conozcan nuestra riqueza natural y sepan incorporarla como punto diferenciador en la oferta turística promoviendo actividades turísticas no solo encaminadas al patrimonio cultural sino también al natural o en rutas mixtas como puede hacerse en el caso de las salinas y marismas donde pueden conjugarse ambas cosas perfectamente o bien promover la observación de aves como reclamo turístico.

En cualquier caso, el mensaje es que conservar nuestros bosques, nuestra biodiversidad, nos traerá más beneficios y más duraderos que su destrucción.




Visitantes conectados: 294