Talas abusivas en Argamasilla de Alba

Los trabajos de limpieza y clareo de una subcontrata de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) vuelven a cebarse con los árboles en el término municipal de Argamasilla de Alba.

Ecologistas en Acción de Ciudad Real pide a los responsables un mayor control y diligencia en las tareas forestales, cuyo fin último debería ser la mejora de la vegetación y no dar rienda suelta a las empresas concesionarias, que con dudoso rigor las acometen.

El Camino de Santa María es una vía tradicional de paso de agricultores que tienen en las inmediaciones sus propiedades. Predominan cultivos de cereal y viñedo, barbecho, algún coto social de caza y plantaciones de pino carrasco. Por él pasa un ramal de conducción de agua para riego del cercano embalse de Peñarroya.

El lugar, fuertemente intervenido por la actividad humana, presenta sin
embargo un interesante paisaje en mosaico, sobresaliendo un alineamiento forestal a ambos lados del camino, desde las proximidades de Tomelloso hasta su salida a la carretera de Argamasilla-Ruidera. Dominado por unas pocas especies arbóreas, proporciona refugio y espacio vital a la avifauna local, y hace de contrapunto estético y amable a una zona muy transformada.

Las tareas reseñadas se han llevado por delante más de una treintena de pinos, ailantos, moreras, acacias o cipreses de Arizona, muchos de
significado porte y longevidad. En su mayoría corresponden a especies en su día introducidas y con el paso del tiempo naturalizadas pero se puede afirmar que estaban perfectamente integradas en el ecosistema agrario característico de la zona.

Hay cortas razonables, al relajar la alta competencia entre los árboles -
como el caso de los pinos al lado de la acequia-, pero incomprensiblemente, ejemplares aislados y de gran tamaño han
desaparecido.

De igual modo, la CHG podría haber incurrido en más de un incumplimiento, de confirmarse que, en efecto, los terrenos afectados o parte de estos son dominio público hidráulico.

Todo parece indicar que no nos encontramos ante un tipo de actuaciones puntuales, ni mucho menos y que, al contrario, se están extendiendo en los últimos años. Así, la reducción de costes y aceleración de los trabajos se vienen imponiendo sobre criterios más selectivos y cuidadosos con la vegetación y su regeneración. Y si lo que se busca, cosa de la que desde Ecologistas en Acciónl albergamos serias dudas, es la sustitución paulatina de las especies foráneas por mediterráneas, debería efectuarse con la requerida inversión, metodología y un plan de manejo consensuado con las administraciones locales, los agricultores y las asociaciones ciudadanas.

Ecologistas en Acción de Ciudad Real ha cursado sendos escritos a la Delegación de Agricultura y Medio Ambiente y a la CHG para que aclaren lo sucedido, y al Ayuntamiento de Argamasilla de Alba para trasladarle nuestro malestar y que pida, también, explicaciones al organismo de Cuenca.




Visitantes conectados: 442