Asamblea de la Federación Provincial de Huelva

La Asamblea Provincial anual de Ecologistas en Acción de Huelva se reunió este sábado en El Rompido (Cartaya), con presencia de representaciones de grupos ecologistas de las comarcas de la Costa, Huelva, Campiña- Condado y Cuenca Minera. La asociación ecologista hizo balance de sus actividades en el año 2010, y repasó los principales problemas ambientales que afectan a la provincia, deteniéndose especialmente en la evolución de la contaminación industrial en Huelva, la mercantilista gestión de residuos peligrosos asociada al vertedero de Nerva, los problemas derivados de la ocupación urbanística del litoral y la destrucción del bosque mediterráneo por cultivos agrícolas y eucaliptos.

El encuentro provincial de Ecologistas en Acción valoró positivamente el final del vertido de fosfoyesos, objetivo perseguido desde el inicio de la actividades ecologistas en Huelva hace más de 25 años, así como las primeras condenas en los tribunales contra varios responsables de destrucción de monte mediterráneo en el entorno de Doñana. Ofreció asimismo su apoyo a la investigación judicial de las ilegalidades urbanísticas cometidas en Ayamonte y otras localidades costeras y aprobó continuar las acciones contra la escandalosa descatalogación de montes públicos en Punta Umbría y Aljaraque.

La planificación del trabajo para el presente año incluye la realización de acciones en defensa de los ecosistemas forestales y espacios protegidos de la Red Natura 2000, puestos en peligro por los cultivos de eucaliptos y la lucha contra el vertedero de residuos peligrosos de Nerva, auténtico ejemplo de mala gestión con atentados continuos contra la salud y seguridad de toda la cuenca del Río Tinto.

La asamblea debatió también sobre la situación de los espacios protegidos onubense, constatando el evidente retroceso en su protección legal que supone el “Decretazo” promulgado por la Junta de Andalucía y el irresponsable retraso en dotar de las obligatorias figuras de gestión a los espacios incluidos en la Red Natura de la Unión Europea. Mención especial han merecido los peligros que amenazan a los espacios marismeños del Guadiana, Odiel y Piedras, en forma de agresivas infraestructuras como autovías y puertos deportivos, que seguirán contando con la activa oposición de Ecologistas en Acción junto a otras entidades ciudadanas.

Un grupo de ecologistas visitaron tras la asamblea la zona del Caño de La Barreta en El Rompido y pudieron constatar la fragilidad e importancia de este enclave perteneciente al Paraje Natural de las Marismas del Río Piedras, sobre el que siguen gravitando nuevos proyectos destructores a pesar de la declaración de impacto ambiental negativa que la propia administración andaluza promulgo en su día frente al proyecto de macropuerto deportivo que pretendió impulsar allí el Ayuntamiento de Cartaya.




Visitantes conectados: 640