Una gran noticia: Declaración de Impacto Ambiental negativa para al ampliación del Puerto de Tarifa

Ecologistas en Acción saluda como una decisión acertada la DIA negativa a la ampliación del Puerto de Tarifa, una DIA que la organización ecologista había solicitado medienta alegaciones al proyecto.

En junio del año pasado Ecologistas en Acción alegó al proyecto y al Estudio de Impacto Ambiental presentado por la autoridad portuaria de la Bahía de Algeciras para la ampliación del Puerto de Tarifa. En las alegaciones se denunciaban una larga serie de impactos ambientales sobre la biodiversidad y los recursos naturales en el corazón marino del Parque Natural del Estrecho y de la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo Andalucía-Marruecos.

La ampliación hubiera supuesto realizar dragados en 5,5 hectáreas de zona rocosa mediante voladuras para pasar de una cota de 0,5 a 9 metros de profundidad y un relleno de una superficie en torno a 22 hectáreas, equivalente a la Isla de Tarifa o Isla de las Palomas.

El Estudio de Impacto Ambiental del proyecto presentaba deficiencias como:
No analizaba las afecciones a zonas protegidas aledañas,
No consideraba la figura de Reserva de la Biosfera,
No consideraba los impactos acústicos de las voladuras sobre los animales marinos,
No analizaba las operaciones para retener sedimentos resuspendidos en la obra, los cuales debido a las características hidrodinámicas de la zona y a la magnitud de la obra pueden sepultar los hábitats protegidos adyacentes.
No consideraba correctamente los impactos socioeconómicos sobre los principales motores de la comarca tarifeña tales como, la pesca y el turismo náutico- deportivo.

Se hubieran visto afectados una larga serie de especies, hábitats y ecosistemas protegidos. Destaca la afección a una especie en peligro de extinción, la lapa ferruginea (Patella ferruginea), que hubiera quedado sepultada bajo los rellenos del nuevo puerto.

Las obras de construcción y operación también habrían afectado a praderas de fanerógamas marinas, bosques de algas laminarias, más de una veintena de especies vulnerables y de interés comunitario (como el coral naranja), varias especies de caracolas, erizos de mar, tortugas marinas y cetáceos, así como hábitats de interés comunitario (como cuevas y arrecifes sumergidos), estando todos ellos recogidos en el ordenamiento normativo europeo, estatal y andaluz.

Además, este proyecto no está justificado desde un punto de vista económico, no hace falta, pues el tránsito de pasajeros en el Estrecho de Gibraltar ha descendido en los últimos años según datos oficiales. Esta ampliación competiría con el Puerto de Algeciras, afectaría a la economía local basada en el turismo de buceo, avistamiento de cetáceos y disfrute de deportes náuticos. Resultarían también afectados los recursos pesqueros locales, sobre todo en la fase de construcción del puerto.

No deja de ser lamentable que hayan tenido que ser las entidades sociales, sobre todo la Plataforma ciudadana Tarifa Sí, las que se han opuesto a este macroproyecto que hubiera supuesto un despilfarro innecesario de dinero público y una destrucción irreversible de una de las zonas del litoral de mayor valor a nivel europeo. Este proyecto contó con el total apoyo del Ayuntamiento de Tarifa y con la connivencia de la Junta de Andalucía y de la Universidad de Cádiz, que, como viene siendo habitual, apoya a quien paga los proyectos de investigación, en este caso a la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras. Pero las razones fundadas y contundentes de los opositores a la ampliación del puerto de Tarifa y las movilizaciones ciudadanas han podido más que las enormes sumas de dinero que ha invertido la autoridad portuaria en promocionar este macroproyecto y en ganar voluntades a todos los niveles.

Por ello Ecologistas en Acción valora muy positivamente la Declaración de Impacto Ambiental negativa del proyecto concedida por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Esta declaración no solo pone racionalidad ante proyectos faraónicos e innecesarios, sino que supone una tregua en la destrucción de un entorno tan privilegiado como es la zona de Tarifa, protegido desde2006, tanto por la Unión Europea como por la UNESCO. La UE lo declaró Lugar de Interés Comunitario, y la UNESCO como Reserva Intercontinental de la Biosfera, junto con otros espacios naturales de Andalucía y Marruecos.




Visitantes conectados: 407