La cara oculta del municipio de Adra

El Ayuntamiento de Adra y la agricultura se unen para una interesante iniciativa pionera, una ruta turística por la cara oculta del municipio de Adra.

Tras ocho años de gobierno municipal, el “régimen” del equipo de gobierno del Partido Popular, al igual que hizo el anterior “régimen” socialista, se alía con lo más agresivo de la agricultura intensiva bajo plástico, para ofrecer una ruta pionera del patio trasero –no tan trasero- de los residuos e impactos que genera en el medio ambiente la agricultura intensiva bajo plástico en el municipio de Adra.

Adra, un municipio milenario, ofrece al visitante y a la ciudadanía abderitana una serie de rutas por la costa del levante y poniente del municipio y por algunas de sus ramblas, como la que hay junto al antiguo camping al poniente del casco urbano o la rambla de “La Estanquera”, una serie de hitos en la que nos aparece el paisaje más crudo y real, difícil de igualar por otro municipio, pasen y vean … señores y señoras …

Si iniciamos la ruta desde la Playa del Censo, cogiendo el camino paralelo al mar, por la escollera, observamos:

1.- Como las acequias que llevan agua a los invernaderos desembocan en el mar vertiendo residuos de todo tipo, vegetales, plásticos de cubierta y de envases plásticos y otros materiales, en algunos puntos se puede comprobar como han quedado las marcas del fuego, cuando han desaparecido los residuos al incinerarlos mediante una cerilla, quedando una película de plástico y restos quemados sobre el suelo y rocas de la escollera.

2.- Vertidos de residuos agrícolas a lo largo de toda la costa, hasta casi el límite con el municipio de Berja y Balanegra, más o menos grandes, más dispersos o juntos, de residuos vegetales, plásticos de cubierta, envases de plástico de agroquímicos, o de todos, incluso de escombros …

3.- Como no en esta ruta no podría faltar algún que otro animal muerto, como son cabras que se descomponen a la vista del paseante o senderista.

4.- Dentro del que podríamos llamar “patrimonio arqueológico industrial de invernaderos” un innumerable elenco de restos de invernaderos que se han dejado de explotar y que el tiempo va destruyendo, con sus alambres oxidados y partidos, buenos para servir de campo de pruebas para fuerzas especiales del ejército (nos ahorraríamos en época de crisis un buen dinero en instalaciones más caras), sus jirones y trozos de plásticos que el viento va dispersando a todo su alrededor hasta llegar al mar, todo un espectáculo que no se pueden perder.

5.- Junto a la desembocadura del río Adra hay uno de los más impresionantes de estos vertederos de todo tipo de residuos y justo al lado, un maravilloso vertido de aguas residuales que lleva vertiendo más de 2 años, con su apestoso olor en el ambiente y unos lindos cartelitos indicando las rutas de senderismo, pero que claro, destrozados para estar acorde con el entorno.

6. El no va más en escolleras para frenar el avance del mar, formadas por vertidos de residuos vegetales y plásticos, y cientos de garrafas y botellas de todo tipo con sus cartelitos de “tóxicos” y “peligroso para el medio ambiente”, que bonito…

Pero además esto mismo se reproduce en las ramblas, vertederos y vertidos de todo tipo, en vez de discurrir agua, cuando llueve claro, su cauce lo ocupa los restos de plásticos de todo tipo. Curioso contemplar en ese pasear por la geografía abderitana como los nuevos senderos realizados y marcados con sus cartelitos por el Ayuntamiento son excelentes miradores de lo que aquí se narra.

Pero quizás el mejor ejemplo de una buena ruta turística la ofrece la rambla de “La Estanquera”, después del río Adra, el principal cauce que ha formado y aporta agua a la Reserva Natural de Las Albuferas de Adra (recomendamos cambiarle el nombre por Reserva de los Invernaderos de Adra) y venderla como recurso agro-turístico, como últimamente está de moda, aportándole ahora no solo agua sino envases de plástico, basuras distintas, etc...

Desde la misma laguna de Las Albuferas iniciamos el recorrido por esta rambla y además de algún que otro cartelito de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía indicando la prohibición de verter residuos, lo que nos encontramos es precisamente eso, residuos, de la mayor variedad y algún animal muerto no podría faltar, a lo largo de sus varios kms de longitud, hasta adentrárnos en el municipio de Berja. Un espejo de residuos ocupa todo su cauce, una buena parte de ellos en las mismas puertas de los invernaderos, para que van a tomar la molestia de arrojarlos a contenedores, para eso está la rambla.

Pero la rambla de “la Estanquera” además nos ofrece ocupaciones de cauce, encauzamientos de tramos de rambla y destrucción de sus montañas por desmontes, construcción de invernaderos ilegales y construcción de pistas, ah … y el no va más, los restos de puertas que antaño puso en el cauce de la rambla algún que otro “listo” (había un abogado conocido de Adra …), pero parece que el problema era que en épocas de lluvia el agua no tocaba a la puerta para pasar. Esto, todo hay que decirlo, se desarrolló entre los años 80 al 2000, pero los vertidos de residuos si son de ahora. Y el sistema judicial de antes y de ahora dónde está?, que no lo vemos …

Así las cosas, todo sigue igual gobierne quien gobierne, sea cual sea el “régimen” político, del Partido Popular o del Partido Socialista, solo cambiará la situación y mostremos otro tipo de paisajes y rutas turísticas, de las que nos sintamos orgullosos, si la ciudadanía quiere.

Las elecciones son el 22 de mayo, se supone que el 6 de mayo comienza la campaña electoral, queda aún más de 2 meses para su inicio, y lo que nos comenzamos a encontrar en nuestras calles y carreteras son enormes y caros carteles publicitarios con la cara del candidato. Precisamente en época de crisis, donde casi toda la ciudadanía anda con problemas económicos o ven reducir su salario, los partidos políticos mayoritarios hacen alarde de poderío con el dinero de todos y todas las contribuyentes, al más estilo de cualquier régimen autoritario en el que el dictador de turno pone su efigie recordando al pueblo quién es Dios.

Desde Ecologistas en Acción denunciamos la barbaridad que se está cometiendo, porque los mayores ataques a la agricultura y a nuestra tierra no están viniendo de fuera, sino de dentro, identifiquemos a sus autores y responsables, con nombres y apellidos, pongámosles donde corresponde, en unos casos en el banquillo de los acusados y en otros retirémosles nuestra confianza y enviémosles a sus casas.




Visitantes conectados: 352