Presentación de la Plataforma Libre de Transgénicos

Este viernes 4 de marzo, Coag Málaga, Greenpeace y Ecologistas en Acción de Málaga organizaron un encuentro-presentación de la Plataforma Andalucía Libre de Transgénicos (PALT) en la ciudad de Málaga.

En este encuentro se reflejó nuestra preocupación por la proliferación de los transgénicos en la agricultura y la alimentación en toda Andalucía y en la provincia de Málaga en particular. Desde las organizaciones convocantes se están proponiendo diversas iniciativas que promueven una agricultura y alimentación libre de transgénicos.

Por la mañana, a las 13.00 h convocamos a los medios malagueños interesados para transmitirles estas inquietudes y propuestas directamente.

Participaron en la rueda de prensa: Francisco Rodríguez (Coordinador de la PALT), Mercedes Schargorodsky (Área Agroecología Ecologistas en Acción de Málaga, Galo Acebes (Coord. Ecologistas en Acción de la ciudad de Málaga), Francisco Bouza (Ejecutiva COAG Málaga), Pepe Galindo (Greenpeace Málaga), Cristina Almeda (CIC-Batá) y María Sanchidrián (Greenpeace Málaga).


CAMPAÑA “CON SOBERANÍA ALIMENTARIA, SIN TRANSGÉNICOS”
PLATAFORMA ANDALUCÍA LIBRE DE TRANSGÉNICOS.

En la última década los alimentos transgénicos están llegando a Europa vía piensos ganaderos y cultivos comerciales. En España la mayoría del maíz y soja para piensos y agrocombustibles que se importan son transgénicos.

A pesar de las promesas de la industria agrícola biotecnológica los transgénicos no son la solución del hambre en el mundo. Al contrario, pueden acarrear riesgos ambientales y para la salud de los consumidores.

En la UE sólo están autorizados el cultivo de variedades transgénicas de un maíz y una patata. Mientras la patata apenas se está plantando, en España se cultivan el 80% del maíz transgénico de toda la Unión Europea. La casi totalidad de los países europeos vetan de facto el cultivo de transgenicos en su territorio. Destaca, por ejemplo, el rechazo explícito del cultivo de la patata transgénica por parte de los gobiernos francés e italiano.

Entre los riesgos ambientales se cuentan:
- Incremento del uso de agroquímicos (especialmente herbicidas)
- Aparición de plantas e insectos resistentes
- Contaminación genética de otros cultivos y alimentos
- Contaminación del suelo (por producción de toxinas y agroquímicos)
- Desaparición de la biodiversidad agrícola y ecológica

Entre los riesgos para la salud se cuentan:
- La Organización Mundial de la Salud y la Agencia Europea del Medicamento han recomendado que no se inserten genes de resistencia a antibióticos en la manipulación genética de plantas para no inducir resistencias a antibióticos en patógenos que pueden afectar a humanos. No obstante, la CE ha autorizado
- Recientemente una patata transgénica que tiene incorporada genes de resistencia a antibióticos contraviniendo estas recomendaciones.
- Los gobiernos de Francia y Austria, entre otros, se han opuesto a la presencia de transgénicos en sus países apoyándose en estudios que cuestionan inocuidad de los transgénicos (Universidades de Caen y Rouen, Francia, y del Ministerio de Salud de Austria.

Entre los riesgos para la agricultura se cuentan:
- Mayor uso de agroquímicos (especialmente herbicidas)
- Mayor dependencia de los agricultores respecto a las grandes multinacionales
- Aparición de malezas e insectos resistentes a herbicidas y pesticidas
- Desaparición de mercados por contaminación genética, especialmente en agricultura ecológica.
- Pérdida de identidad campesina

Por todo ello no es extraño que la mayor parte de los consumidores europeos, incluyendo los andaluces, venga posicionándose en contra de la presencia de transgénicos en nuestra agricultura y nuestra alimentación. Por otra parte, Andalucía es especialmente vulnerable a los cultivos transgénicos ya que el riesgo de contaminación genética echaría por tierra todo lo que se ha avanzado para hacer de nuestra comunidad un territorio líder en producción ecológica y en biodiversidad agrícola en España y buena parte de Europa. La presencia de cultivos transgénicos dentro de Espacios Naturales Protegidos de nuestra comunidad resulta especialmente preocupante.

Para hacer frente a estas inquietudes la Plataforma Andalucía Libre de Transgénicos hemos puesto en marcha una campaña de incidencia social y política: “Con Soberanía Alimentaria, sin Transgénicos”.

Desde esta campaña exigimos para Andalucía una agricultura y alimentación libre de transgénicos; tolerancia cero con la contaminación genética; derecho a conservar y gestionar libremente la biodiversidad agrícola; el ejercicio de la soberanía alimentaria; y la implicación de las administraciones en facilitar información y transparencia con todo lo que tenga que ver con transgénicos.

Consideramos que los derechos a la información y la libre elección de los consumidores y agricultores y ganaderos se están vulnerando, por una legislación de etiquetado insuficiente, por la opacidad respecto a la localización de los cultivos transgénicos, por la nula asunción de responsabilidad por parte de las empresas transgénicas en caso de contaminación genética y por el control que pretenden ejercer las grandes multinacionales del sector sobre todas las políticas agroalimentarias.

Para facilitar estos retos ponemos en marcha estas iniciativas enmarcadas en la Campaña:
- Sensibilizar sobre los riesgos de los alimentos y cultivos transgénicos.
- Promover la declaración de Zona Libre de Transgénicos para toda Andalucía y sus municipios.
- Movilizar a la ciudadanía para la incidencia en las políticas públicas y la construcción de alternativas agroalimentarias saludables y ecológicas.

Estas iniciativas andaluzas refuerzan un movimiento estatal conformado por decenas de organizaciones sociales, ecologistas, agrarias y de consumidores contra los transgénicos de toda España. Desde la provincia de Málaga igualmente un importante número de colectivos agrarios, sociales, ecologistas y de consumidores se suma a estos empeños, en especial a la promoción de municipios libres de transgénicos. De manera destacada, hay recordar, que la Diputación de Málaga está declarada ZLT, al igual que varios municipios de la provincia.

Según Amigos de la Tierra, en 2010, en España: 5 Comunidades Autónomas, 170 Municipios, 3 Autoridades provinciales y 3 Autoridades insulares, han declarado sus respectivas comunidades “libres de transgénicos”.

En el caso de Málaga, Ecologistas en Acción y COAG vienen realizando desde el año 2010 una campaña, para declarar zonas “libres de transgénicos”. Los resultados han sido hasta el momento esperanzadores: los municipios de Totalán, Vélez-Málaga, Alfarnate, El Borge, Moclinejo, Ardales, Benarrabá, Benalauría, Jubrique, Rincón de la Victoria, Alhaurin el Grande, Istán y Cortes de la Frontera, se han declarado “zonas libres de transgénicos”, y el municipio de Mijas ha aprobado una recomendación a los ciudadanos para que no los consuman. También la mancomunidad de la Axarquía se ha declarado libre de transgénicos.

La última declaración ha tenido lugar esta misma semana, el jueves 3 de marzo Torrox se ha sumado a la iniciativa.

Total 14 municipios y una Mancomunidad, de todos los signos políticos. En otros dos ayuntamientos (Coín y Nerja) ya se está preparando la presentación de la moción por parte de colectivos locales. En algunos casos de los reseñados la iniciativa se ha realizado autónomamente, desde los propios pueblos.

La iniciativa es bien sencilla. Desde los grupos promotores (Ecologistas en Acción y COAG) se conecta con grupos locales de mujeres, agricultoras, consumidores, ecologistas etc., a los que se les informa sobre los alimentos transgénicos, los problemas sociales que genera, los peligros que tienen para la salud y el medio ambiente, y se les facilita un modelo de moción que han de presentar en los sus municipios para que sean debatida y aprobadas en pleno. Se trata de implicar en la iniciativa a cuantos más grupos mejor.

Una vez aprobadas, los propios grupos, en connivencia con el Ayuntamiento, se encargan de poner un letrero a la entrada del pueblo que dice “Zona libre de transgénicos”, además de hacer respetar en el futuro este acuerdo plenario y a promover una agricultura más local y respetuosa con la salud y el medioambiente.

En resumen, pretende ser una iniciativa de abajo a arriba justo lo contrario a como actúa el lobby de multinacionales (Monsanto, Bayer, Singenta, entre otros) que pretenden la monopolización de la alimentación mundial presionando a altos cargos políticos.

Desde Ecologistas en Acción de Málaga se reafirma el compromiso de continuar durante 2011 con la misma campaña “libres de transgénicos”, intentando conseguir, al menos, que la mitad de los municipios de la provincia sean declarados como tales.




Visitantes conectados: 281