Se pide la protección de la Reguera de Pajares como bien etnológico

Ecologistas en Acción de Segovia ha presentado a la Comisión de Patrimonio Cultural de la Junta la solicitud de declaración de la Reguera de Pajares, en Fresno de Cantespino, como bien inventariado, a fin de protegerla frente a su destrucción por el polígono industrial de Gomeznarro.

El Ayuntamiento ha aprobado inicialmente el Plan parcial del polígono industrial “La Balsa”, junto a la carretera N-110, a 600 metros de la localidad de Gomeznarro, sobre una superficie de 84.377 m2 de monte y pretende aprovechar la acequia que cruza la finca para encauzar las aguas residuales después de pasar por la estación depuradora.

Ecologistas en Acción considera que tanto el plan parcial como su Estudio de Impacto Ambiental han despreciado el valor etnológico de la cacera, hasta el punto de que el estudio arqueológico ni siquiera la ha mencionado como valor a proteger.

La reguera, posiblemente tan antigua como tantas otras de la provincia, que hunden sus raíces en la Edad Media, nace en el río Riaza, pasa por Gomeznarro y tras 6 ó 7 kilómetros de muy suave pendiente llega a Pajares de Fresno, en cuyo recorrido ha servido para regar prados, dehesas y huertos.

La reguera se dejó de utilizar hacia los años 1980 debido al éxodo migratorio y a la mala calidad de las aguas del río por los vertidos de la población de Riaza, que ahora sí cuenta con estación depuradora.

No obstante, la Asociación considera que la reguera, además de tener un valor etnológico reconocido por la Ley de Patrimonio Cultural, tiene un elevado valor ecológico como corredor para la fauna y por constituir un hábitat húmedo que dota a su entorno de una gran diversidad biológica.

Por ello ha solicitado a la Comisión de Patrimonio Cultural, a Medio Ambiente y al Ayuntamiento de Fresno de Cantespino la protección de la reguera y la reelaboración del Estudio de Impacto Ambiental.




Visitantes conectados: 265