¿Jugar a la guerra es entretenerse o es entrenarse para la guerra?

Desde Ecologistas en Acción de Sanlúcar, ante la noticia de “Jornada de puertas abiertas de Airsoft el próximo sábado en la Biblioteca Municipal”, quiere manifestar lo siguiente:

1º.- No entendemos que el Ayuntamiento de Sanlúcar, que debería distinguirse por su apuesta por la Educación para la Paz y la Solidaridad entre los pueblos, preste sus instalaciones municipales y dé posibilidades a un club de jugadores de Airsoft para que el sábado 18 de marzo los sanluqueños y sanluqueñas inviertan sus horas de ocio en juegos claramente belicistas. En tiempos de dura crisis social, ¿el mensaje que se lanza a la ciudadanía sanluqueña desde la Delegación de Juventud es que aprendan juegos de simulación militar?. Esto es inaceptable y peligroso.

2º.- Según se ha explicado en rueda de prensa resulta que "El Airsoft es una actividad lúdico deportiva basada en la simulación militar. Se trata de un juego de estrategia, similar al paintball. Su nombre, traducido como aire suave hace referencia a la forma en la que la munición se dispara". Sin embargo, nuestra pregunta es: ¿cómo se puede calificar de “juego”, “hobby” o “deporte” a una actividad que acerca a los jóvenes a los ejercicios militares?, ¿cómo puede calificarse de “divertida” una propuesta cuyo fondo, de manera muy clara, es la guerra?. El Ayuntamiento de Sanlúcar debe tomar cartas seriamente en el asunto y no dar cobertura municipal a esta actividad impropia de jóvenes y adultos.

3º.- El “juego” Airsoft es un juego de guerra y estrategia basado en tácticas militares a base de "réplicas o imitaciones de armas de fuego adaptadas para el lanzamiento de bolas de plástico mediante impulsión de gas o aire". El Airsoft se basa "en la simulación de combates en escenarios de juego que se asemejan a los de una guerra real con equipamiento paramilitar, usando para ello réplicas de armas reales que disparan pequeñas bolas de plástico de seis u ocho milímetros"; los participantes de Airsoft organizan sus reuniones en hipotéticos e ideados campos de batalla que "suelen estar adaptados por elementos artificiales como muros, búnkers, trincheras, edificios o por accidentes naturales del propio terreno".

y 4º.- Pedimos al Ayuntamiento de Sanlúcar que cancele esta innecesaria y poco educativa actividad. Y en caso de que la Delegación de Juventud no reconozca el grave error que está cometiendo, al menos que se cerciore mediante una consulta a las autoridades policiales competentes que el tipo de réplicas de armas que se usen no infringen “la normativa legal en materia de armas y seguridad ciudadana". Pedimos igualmente, que se hagan las comprobaciones pertinentes acerca de los seguros de accidentes, delimitación, señalización, etc., de los terrenos donde vaya a practicarse en Sanlúcar, presencia de servicios médicos para casos de accidentes, etc., en caso de que vayan a tener lugar demostraciones reales de este “juego” en dicha “Jornadas de puertas abiertas”; prohibición de la práctica de este “juego” a los menores de edad, etc.




Visitantes conectados: 432