Incumplimiento de la parada biológica de las obras del vertedero de Toledo

Ecologistas en Acción denuncia un nuevo y grave incumplimiento de las resoluciones medioambientales que afectan a las obras del vertedero de Toledo. Medio Ambiente estableció la parada de las obras de la planta de tratamiento de residuos para preservar la nidificación de las águilas pero no está exigiendo su cumplimiento.

La Resolución de 25/01/2010, de la entonces Delegación Provincial de Industria, Energía y Medio Ambiente de Toledo, sobre la evaluación de impacto ambiental del expediente: Planta de tratamiento de RSU en el vertedero de residuos no peligrosos del AGES nº 7 Toledo Centro-Norte, en la Finca Dehesa del Aceituno (Expdt. PRO-TO-09-0200) (DOCM nº 28 de 10 de febrero de 2010) establece como medida de protección de la avifauna que:

“…además de dar cumplimiento a los condicionantes establecidos en la disposición tercera de la DIA del vertedero sobre protección a la fauna, se deberán planificar las labores de construcción de la planta de tratamiento fuera del periodo sensible del águila”.

Los pasados 6 y 18 de marzo de 2011, miembros de esta asociación se personaron en la obra y pudieron comprobar que se están ejecutando las obras de construcción que afectan a la planta de tratamiento de RSU. Y que asimismo se están llevando a cabo actuaciones en el vertedero que provocan ruidos y movimientos de maquinaria y personal que afectan a las águilas.

El periodo sensible para la nidificación de las águilas abarca los meses de febrero (celo e inicio de puestas), marzo (incubación), abril (pollos en nido) y mayo-junio (abandono del nido por parte de los pollos), como se puede comprobar fácilmente en los estudios sobre la especie y en los informes de que dispone la Delegación Provincial y sobre cuyos datos evidentemente se basó la adopción de la medida de la parada biológica de las obras.

Ecologistas en Acción ha denunciado los hechos ante la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente como paso previo para su traslado a los Tribunales en caso de que no se paralicen de inmediato las obras.

Ecologistas en Acción acusa a medio ambiente de aceptar un calendario de obras contrario a sus propias resoluciones y de actuar al servicio de los intereses políticos y electorales que están detrás del proyecto.




Visitantes conectados: 431