Se vuelve a negar información ambiental sobre la cementera de la Parrilla

Días después de dar la razón a Ecologistas en Acción de Cuenca en un recurso de alzada por denegación de información ambiental, la Junta vuelve a su hermetismo en el procedimiento de calificación urbanística de los terrenos donde se prevé la construcción de la Cementera de la Parrilla.

Es difícil entender porqué en un caso, se admite facilitar la información (bien es cierto que después de recurrir en alzada) y sin embargo en el relativo a la cementera no.

Así, la esperanza de un giro de la Junta hacia la transparencia se esfuma. De esta manera, se olvida una vez más, la Ley 27/2006 conocida como convenio de Aarhus, que garantiza la participación pública y el acceso a la justicia en materia de medio ambiente. Parece claro que, en el asunto de La Cementera en la Parrilla, el silencio de la Junta va a ser total.

Los terrenos sobre los que se ha realizado la calificación urbanística (trámite previo a la autorización para la construcción de la Cementera y las canteras asociadas) existen elementos que gozan de especial protección. Concretamente:

  • Hábitats de la Directiva 92/43/CEE, algunos de ellos prioritarios (Espartales manchegos orientales, Zonas subestépicas de gramíneas y anuales de Thero-Brachypodietea, código 6220).
  • Montes de utilidad pública.
  • Vías Pecuarias (Cañada Real de los Chorros).
    Por tanto, la información solicitada por Ecologistas en Acción, es claramente, ambiental.

La Sentencia del Tribunal Supremo de 25 de junio de 2008
aclara de forma contundente la legitimidad que ha de reconocerse a todas las asociaciones u organizaciones no gubernamentales dedicadas al Medio Ambiente para obtener información ambiental.

Lo curioso es que el largo y farragoso escrito de la Junta (en el que sin embargo no se explica la cusa de la denegación de la información ambiental) es innecesario, puesto que, (al haber tardado 4 meses en resolver), hacía 30 días que el recurso había sido rechazado por silencio administrativo (artículo 115.2 de la Ley 30/92).

Ecologistas en Acción de Cuenca está preparando otros dos recursos de alzada por negar información ambiental en el caso de la Cementera de la Parrilla. Uno destinado a la Junta y otro al Ayuntamiento de San Lorenzo de la Parrilla.

La Cementera proyectada en San Lorenzo de la Parrilla producirá un millón de toneladas al año de clinker (principal componente del cemento) y expulsará a la atmósfera más de medio millón de metros cúbicos de emisiones contaminantes cada hora, afectando de manera grave a la salud de la población y al medio ambiente.

Este tipo de cementeras se han convertido, en toda España, en enormes incineradoras de residuos. Así por ejemplo, la cementera de Villaluenga de la Sagra, en Toledo, fue autorizada por la Consejería de Industria Energía y Medio Ambiente de Castilla-La Mancha a incinerar 85.000 toneladas al año de residuos, de las cuales 32.000 son peligrosos. El uso de residuos como combustible es una fuente de negocio para las cementeras, pues sustituye a derivados del petróleo y recibe subvenciones públicas. Entre los principales productos que se incineran en estas fábricas se encuentran: neumáticos usados, pinturas, disolventes, barnices, plásticos, harinas cárnicas y un largo etcétera.

Escrito de respuesta al recurso:




Visitantes conectados: 308