Integridad del Parque Natural Bahía de Cádiz

El Alcalde de Puerto Real, José A. Barroso Toledo, haciéndose eco de lo solicitado por la multinacional aeronáutica Airbus, viene en el fondo a plantear como solución, la posibilidad y conveniencia de rellenar 10 hectáreas de salinas transformadas del Parque Natural de la Bahía de Cádiz, como mal menor a la ampliación de las instalaciones de Airbus.

Ecologistas en Acción de Cádiz ha remitido un escrito al presidente de la Junta de Andalucía, del que espera un pronunciamiento claro en la visita que realizará mañana jueves a la factotía Airbus.


SR. PRESIDENTE:

El pasado 21 de mayo el Alcalde de Puerto Real, José A. Barroso Toledo, en declaraciones a los medios de comunicación, puso de manifiesto la pretensión de la multinacional aeronáutica Airbus de aumentar sus instalaciones en 100.000 metros cuadrados para “encarar los nuevos contratos, no sólo para optar a una mayor cuota de presencia en el proyecto de superjumbo A380, sino para hacer posible la contratación de partes del avión militar A400M, que sería construidas y montadas en la fábrica de Puerto Real”, todo ello según escrito del Director General de Airbus-Puerto Real, D. Manuel Hita, quien había cursado tal petición al Ayuntamiento en fechas recientes. (Diario de Cádiz, pág. 49 del 22-05-04).

Tales declaraciones han causado una enorme preocupación en el Movimiento Ecologista, debido a que en ellas se señala que “si se confirma que no hay posibilidad de ampliación como no sea modificando los límites del Parque, las administraciones públicas tendrán que valorar si existe el riesgo real de que la planta al completo se marchase”. Además, se añade “si no se cambian los límites, las administraciones autonómica y central tendrán que compensar a Airbus para trasladar sus instalaciones a las Aletas”.

En definitiva da la impresión de que el Sr. Barroso -haciéndose eco de lo solicitado por la multinacional aeronáutica- viene en el fondo a plantear como solución, la posibilidad y conveniencia de rellenar 10 hectáreas de salinas transformadas del Parque Natural, como mal menor a la ampliación de las instalaciones de Airbus, situando erróneamente el debate en la antítesis desarrollo/conservación como solución a la actual crisis del sector industrial de la bahía gaditana y proponiéndose él mismo en situación de liderar dicho proceso.

Este estado de ambigüedad de la propuesta, premeditado o no, por quienes lanzan con ligereza iniciativas que pudieran afectar gravemente a la integridad y conservación del Parque Natural y sus recursos más emblemáticos (agua, paisaje, flora, fauna...) nos obliga a pedirle que actué desde su posición institucional garantizando que los necesarios desarrollos industriales de la bahía gaditana se realicen de acuerdo al principio de sostenibilidad que inspira la legislación ambiental autonómica, estatal y comunitaria, así como los acuerdos internacionales suscritos por España que tienen afección en el Parque Natural de la Bahía de Cádiz:

1º El Parque Natural de la Bahía de Cádiz fue declarado como espacio natural protegido por la Ley 2/89, de 18 de julio por la que se aprueba el Inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía y se establecen medidas adicionales para su protección.

2º Cuatro años después del Decreto de Declaración, los valores naturales del Parque Natural Bahía de Cádiz y en particular su importancia para las aves silvestres, serían puestos de manifiesto a nivel europeo mediante su declaración como Zona Especial de Protección para las Aves (ZEPA) en 1993 de acuerdo con la Directiva del Consejo, de 2 de abril de 1979, relativa a la conservación de las aves silvestres (79/1979/CEE) la cual obliga a los estados miembros de la Unión Europea a declarar ZEPAs para la protección de las aves silvestres contempladas en el anexo I de dicha Directiva.

3º El Decreto 79/2004, de 24 de febrero aprobó el nuevo Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque Natural de la Bahía de Cádiz, con vigencia indefinida, catalogando como “Zonas húmedas de Elevado Interés Ecológico”, zona B1, con el 18,73 % (1971 has) de la superficie del Parque, que incluyen:

- Zonas adyacentes a los Parajes Naturales de la Isla del Trocadero y Marismas de Sancti Petri formadas por el caño del Trocadero, las zonas de la salina de la Victoria del Trocadero, Trinidad Nueva y la Imposible incluidas en los límites y las zonas intermareales que bordean el Paraje hasta el canal de entrada a Puerto Real.

A pesar de ser un documento recientísimo, Ecologistas en Acción no tiene constancia de que la multinacional Airbus, ni el Ayuntamiento de Puerto Real, hayan solicitado la modificación de los límites del Parque en esta zona en el dilatado periodo de exposición pública del PORN.

4º En la actualidad, la Comunidad Autónoma de Andalucía ha propuesto la inclusión del Parque Natural Bahía de Cádiz como Lugar de Interés Comunitario (LIC) en la Red Natural 2000, de la que ya forma parte por constituir una ZEPA. La Red Natura 2000 se constituye como una red ecológica europea de Zonas Especiales de Conservación y se establece en la Directiva 92/43/CEE (Directiva Hábitats) por la que se adquiere el compromiso de garantizar la biodiversidad mediante la conservación de hábitats naturales y de la flora y fauna silvestres. La potestad de autorizar proyectos en las ZEC (Zonas Especiales de Conservación) que pudieran mermar la integridad de estos espacios queda reservada para los órganos competentes de la Unión Europea, quedando reglados los casos excepcionales para su viabilidad y, obviamente, no incluye la edificabilidad de proyectos similares a los que ahora se plantean.

5º Por otra parte, la Junta de Andalucía propuso en la reunión de las Partes Contratantes del Convenio Ramsar celebrado en Valencia en 2002, la inclusión del Parque Natural Bahía de Cádiz en la lista de Zonas Ramsar por su importancia internacional en relación con la ecología, botánica, zoología, limnología o hidrología y en particular por su importancia internacional para las aves acuáticas. El Convenio relativo a Humedales de importancia internacional, realizado en Ramsar el 2 de febrero de 1971, fue ratificado por España el 18 de marzo de 1982 e implica la obligación de los Gobiernos adheridos de promover y ejecutar una política de conservación efectiva de sus humedales, aplicando las medidas de protección y restauración adecuadas y teniendo en cuenta la necesidad de conservación de los humedales en relación a las actuaciones del resto de políticas sectoriales de planificación y ordenación territorial. En acuerdo del Consejo de Ministros de 27 de septiembre de 2002 se incluyó definitivamente el Parque Natural de la Bahía de Cádiz, en toda su integridad, como nueva Zona Ramsar.

Finalmente, como representante ecologista en la Junta Rectora del P.N. de la Bahía de Cádiz -y en nombre de Ecologistas en Acción- le solicito, en su calidad de Presidente de la Junta de Andalucía, despeje públicamente y a la mayor brevedad posible, cualquier duda sobre la futura integridad del Parque Natural de la Bahía de Cádiz, e inste a las partes a la búsqueda de soluciones razonables para que esa futura carga de trabajo se quede en la bahía sin afección a la conservación de su patrimonio natural.




Visitantes conectados: 357