Conato de incendio en la nuclear de Ascó I

Ecologistas en Acción denuncia la acumulación de incidentes durante las recargas de Ascó. En esta ocasión ha sido un incendio en un panel eléctrico del edificio auxiliar.

Tras el conato de incendio producido en la central de Ascó I (Tarragona), se ha producido un conato de incendio en un panel eléctrico del edificio auxiliar durante la de recarga de combustible de su reactor,

Ecologistas en Acción denuncia los continuos incidentes que se están produciendo en las diferentes recargas de esta central. En esta ocasión se trató de un fuego en un panel eléctrico del edificio auxiliar del reactor. El episodio más grave se produjo en noviembre de 2007, en que tuvo lugar una liberación de partículas radioactivas del combustible gastado al exterior, durante el vaciado del pocete del canal de transferencia, tarea que fue encomendada a personal inexperto. Estas partículas radiactivas viajaron cientos de kilómetros y el episodio se agravó por la manipulación de los monitores de medición radioactiva. Además, la fuga se intentó ocultar y se permitió que ciento de escolares visitaran la central. Recientemente se produjo un nuevo suceso durante una recarga al hacer pasar unas pesadas compuertas por encima de la piscina de combustible gastado.

Esta reiteración de sucesos durante las tareas de recarga demuestran la falta de cualificación técnica del personal que interviene en el proceso. En él intervienen muchas personas sin preparación, atraídas por unos sueldos elevados. Aunque las tareas de recarga no pueden cubrirse con el personal habitual que opera en la nuclear y, por tanto, se requiere de una mayor participación de mano de obra, cabe recordar que fue requerimiento del propio CSN que el personal fijo que opera en la central superase ampliamente al personal subcontratado, al contrario de lo que sucede actualmente, y esta es una de las razones que se producen estos incidentes.

Aunque parece que en esta ocasión el incendio no ha puesto en peligro la seguridad de la central nuclear, dada la rápida actuación la brigada de bomberos de la central y el hecho que no ha afectado a los sistemas de seguridad, cabría investigar la presunta afección sobre la salud de los trabajadores próximos por una posible emanación y inhalación de humos tóxicos, especialmente si el panel disponía de materiales clorados que en su combustión pueden generar dioxinas y furanos. Además, Ecologistas en Acción exige una investigación sobre las malas prácticas durante las recargas de Ascó.




Visitantes conectados: 521