Desarrollo caótico de antenas de telefonía móvil

Con motivo de la celebración el 17 de mayo, Día Mundial de las Telecomunicaciones, Ecologistas en Acción de Guadalajara quiere denunciar, el crecimiento y proliferación caótica de estaciones base de telefonía móvil y otras infraestructuras de telecomunicaciones en nuestra ciudad y provincia, que ha supuesto la instalación descontrolada de estas redes radioeléctricas, un aumento significativo de la contaminación electromagnética y el crecimiento de la percepción social del riesgo asociado a estas infraestructuras.

La legislación estatal, hecha por el anterior gobierno y atendiendo sólo los intereses de la grandes operadoras, no ha resuelto del impacto social y ambiental de las redes de telefonía móvil. Tampoco la normativa regional y local. La movilización social y ecologista ha obligado a algunas comunidades autónomas a establecer normativas más preventivas y niveles de exposición al público más restrictivos, pero sin embargo queda pendiente una directiva europea que sirva como un instrumento real para hacer compatible el desarrollo de la telefonía móvil y las posibles afecciones ambientales y para la salud pública. Es el caso de Castilla-La Mancha, y el propio Ayuntamiento de Guadalajara quien aprobó una ordenanza municipal para regular las antenas de telefonía.

Sin embargo, estamos asistiendo al establecimiento de la trama de las telecomunicaciones que ha supuesto una proliferación en el medio rural y urbano de toda una serie de infraestructuras de antenas estaciones base GSM, DCS y LMDS, dipolos repetidores, antenas de alta ganancia, picocélulas y microantenas, radioenlaces, etc., o los nuevos sistemas Wi-Fi. La instalación de 55.000 nuevas antenas estaciones base de telefonía móvil de la red UMTS (en todo el país) va a suponer nuevos problemas en su ubicación y un aumento significativo de la contaminación electromagnética a la que estamos sometidos.

A este crecimiento se ha sumado, en la práctica, un cúmulo de irregularidades urbanísticas que afectan a muchas instalaciones de telefonía móvil: carencia de la preceptiva licencia urbanística, vulneración de la altura máxima que determinan las ordenanzas de edificación municipales, incumplimiento de la norma básica española de protección contra incendios (NBE-CPI 96) e inexistencia de un estudio de carga sobre afecciones a las techumbres de los edificios de las estaciones base entre 2.500 y 5.000 kilogramos en las la azoteas. Es necesario tambien que estas infrestructuras cuente con una licencia de actividades clasificadas.

Recientemente se han conocido las conclusiones del Proyecto Reflex. Se trata de un estudio financiado por la Unión Europea, en el que han participado 12 países, entre ellos España, cuyo objetivo es el estudio
de la influencia de campos electromagnéticos, entre ellos los producidos por las emisiones de la telefonía móvil sobre las células. El estudio concluye que las ondas electromagnéticas de la telefonía móvil producen alteraciones del ADN que transporta la información genética en el núcleo de las células y cambios en éstas.

Diversas conferencias internacionales de prestigiosos científicos independientes alertando sobre los posibles efectos y riegos en la salud pública (Declaraciones de Viena 1998, Salzburgo 2000, Roccaraso
2000, Alcalá de Henares 2002, Catania 2002, Friburgo 2002). En el estado español, la Declaración de Alcalá de Henares; así como investigaciones epidemiológicos publicadas en revistas científicas de
prestigio, han señalado los efectos biosanitarios de las emisiones de la telefonía móvil a niveles de radiación radioeléctrica miles de veces inferiores a los que se han adoptado en la normativa estatal Es
necesario el desarrollo de un programa publico estatal e independiente, no subvencionado por las operadoras de telefonía, de los efectos sobre la salud pública e investigación específica sobre las
personas denominadas electrosensibles.

Ecologistas en Acción de Guadalajara considera que es necesario abordar una reforma en profundidad de la Ley General de Telecomunicaciones y de los derechos sobre el espacio radioeléctrico, normativas hechas al dictado de las operadora de telefonía móvil. Estas reformas deberían contemplar los siguientes aspectos:

a) Aplicación efectiva del principio de precaución para los posibles efectos biosanitarios y del principio ALATA (la mínima emisión técnicamente posible)
b) Establecimiento de un valor límite exposición ciudadana por debajo del valor de 0’1 microvatios por centímetro cuadrado para las emisiones de telefonía móvil, hasta niveles en que no se produzcan
cambios celulares
c) Establecimiento de una valor límite por debajo de 10 microvatios por centímetro cuadrado para la suma de odas las emisiones de alta frecuencia ( radio, televisión, telefonía móvil, radioenlaces, antenas de radioaficionados, etc..
d) Información previa a la instalación de estaciones base de telefonía móvil y participación activa de los ciudadanos en el ámbito local.
e) Estudio de diversas localizaciones alternativas para la ubicación de una estación base.
f) Moratoria en el despliegue de las redes UMTS.
g) Minimización de los impactos paisajísticos y ambientales en el medio rural y urbano.
h) Establecimiento de una mapa radioeléctrico urbano que refleje el conjunto de emisiones radioeléctricas.
i) Mayor control sobre la ubicación de antenas y dipolos repetidores en zonas residenciales,
j) Creación de una comisión interministerial (Ministerios de Sanidad, Industria y Medio Ambiente que coordine el despliegue de redes con criterios de prevención de la salud pública), con participación de
los agentes sociales y organizaciones medioambientales
k) Estudios epidemiológicos sobre poblaciones que haya sido expuestas a valores de emisión por encima de 0’1 microvatios por centímetro cuadrado.
l) Creación de una entidad de inspección y seguimiento de las estaciones base después de su instalación.
m) Creación de una base de datos pública como el registro de todas las estaciones base y sus emisiones
n) Elaboración de un Código de buenas prácticas y Campañas especificas contra el abuso del móvil y conductas adictivas, especialmente entre jóvenes y adolescentes




Visitantes conectados: 532