Catalunya Caixa juega con el hambre

Ecologistas en Acción de Ciudad Real apoya la campaña de
Veterinarios sin Fronteras, COAG y Mundubat contra el Depósito
Natural 100% de Catalunya Caixa. Instrumento financiero que al albur
de tendencias alcistas en los precios de alimentos básicos ofrece
pingües beneficios a quienes inviertan en él, aunque ello conlleve
dependencia económica de los países empobrecidos, o hambrunas. En
una carta a su Director General, pedimos su retirada.

Estamos ante un depósito que depende de la evolución de una cesta
formada por azúcar, café y maíz. Son productos que tienen en el mercado
un papel estratégico, pues al jugar con las subidas y bajadas de éstos,
pueden ser muy beneficiosos para los inversores. El Depósito 100% Natural
de Catalunya Caixa ofrece más interés cuanto mayor sea su subida , con las
nefastas consecuencias en los precios de los alimentos básicos. En otras
palabras, lucro gracias al hambre, la pobreza, la exclusión, las dificultades
para llegar a final de mes, etc, Del mismo modo se crean, especulando, las
burbujas inflacionistas de los precios, dando lugar a una situación para
luego beneficiarse de ella.

Para el Banco Mundial y agencias de Naciones Unidas, es un tipo de
especulación que explica en parte las cíclicas crisis alimentarias, como la
de 2008. Se estima que cien millones de personas podrían caer en la
pobreza, de experimentarse una subida de los precios de productos básicos
como la leche, el café, el trigo, el maíz o el arroz.

El incremento desorbitado del precio de las materias primas relacionadas
con la alimentación es un freno al desarrollo de las sociedades campesinas
del Sur, que a menudo tienen que enfrentarse a otros problemas, como el
acceso a unos recursos esenciales limitados (tierra, agua, semillas), a la
contaminación del medio ambiente o a la represión gubernamental. En
pleno siglo XXI casi 1.200 millones de seres humanos pasan hambre (uno
de cada seis), siendo el 75 % población campesina , y quienes más la sufren
son mujeres y niñas.

Catalunya Caixa, con su apuesta por esta práctica, se pone en evidencia
ante sus clientes, en un acto de insensibilidad y afán de lucro sin límites
éticos. Un preámbulo de la bancarización de las cajas de ahorro promovida
por el gobierno del PSOE, obediente a las drásticas recetas de las instancias
nacionales e internacionales del gran capital.

La comida es un Derecho Humano, no un reclamo para alimentar, nunca
mejor dicho, la codicia de una parasitaria minoría.




Visitantes conectados: 518