Tala de 2.607 árboles en la ciudad

El área de Medio Ambiente tiene como principal actividad autorizar talas de árboles. Esta es la conclusión que se llega al analizar los datos de las solicitudes y autorizaciones de talas de arbolado en esta última legislatura. Del total de 620 solicitudes presentadas, se autorizaron 575, es decir el 92,7 %. Si se tiene en cuenta que la principal obligación de esta área es la protección de la naturaleza y del arbolado público, no se entiende esta tendencia arboricida. Muchas de estas talas han tenido lugar en calles y plazas, y por tanto en árboles de propiedad pública, como El Tomillar, Avenida de Andalucía, Barriada Luis Caballero, Plaza de Los Geranios… talas realizadas sin justificación de ningún tipo y con procedimientos plagados de graves irregularidades, lo que ha llevado al Consejo Municipal de Medio Ambiente a crear una Comisión que está estudiando estas talas para buscar responsabilidades y proponer cambios en la normativa para impedir que se repitan estas talas masivas en el futuro.

Datos estadísticos de las talas

La actual concejala de Medio Ambiente viene justificando estas talas aduciendo que se realizan en cumplimiento de las “Ordenanza sobre protección de zonas verdes y de interés forestal”; no es de extrañar que lo asegure, la ignorancia es atrevida y esta señora ha demostrado no distinguir un pino de un ciprés, ni un cinamomo de una tipuana.

El art. 1 de esta Ordenanza define sus objetivos: “Esta Ordenanza tiene por objeto, la regulación de la implantación, conservación, uso y disfrute de las zonas verdes y zonas de interés forestal del Término Municipal, así como de los distintos elementos instalados en ellas, en orden a su mayor preservación como ámbitos imprescindibles para el equilibrio del ambiente urbano y periurbano”.

Las talas de arbolado urbano vienen reguladas en el art. 19:

1.- La tala de cualquier árbol o arbusto de cualquier zona verde pública o privada de interés en el entorno y el paisaje urbano deberá ir acompañada de un informe favorable del IMUCONA.

2.- Los criterios básicos para autorizar una tala de árbol o arbusto son: que esté afectado por una plaga o enfermedad de manera irreversible, por motivo de las obras a realizar a raíz de la concesión de una licencia urbanística, cuando por falta de planificación en su día, a la hora de sembrar el arbolado, el crecimiento de ramas o raíces, longevidad de los pies, etc., puede suponer un considerable daño a edificios, alcantarillado, vía pública, alumbrado, vehículos o peligro a personas que transitan por la vía pública, o cuando por especificación del IMUCONA se pretenda aplicar nuevos criterios en el sentido de mejorar la calidad del medio ambiente urbano y estos estén basados en el cambio de unas especies por otras.

Al margen de que algunos de estos criterios solo pretenden justificar la falta de rigor técnico del IMUCONA a la hora de plantar en la vía pública árboles inapropiados por su porte o tipo de raíces, el Área de Medio Ambiente ni siquiera cumple estas Ordenanzas, autorizando sistemáticamente talas de arbolado en la vía pública sin ningún tipo de razones técnicas, o en jardines privados con una simple inspección ocular de un técnico del Área que informa favorablemente todas las talas aduciendo siempre daños a las edificaciones, cuando a veces ni los mismos propietarios aducen esta circunstancia. A estas talas hay que sumar las realizadas sin siquiera autorización del Área, pero con su total complicidad. Es el caso de la Avenida de Andalucía, donde se talaron 70 grandes tipuanas sin ningún tipo de expediente, informe ni autorización, pero con el pleno conocimiento y complicidad de la sra. concejala y del sr. alcalde.

Ecologistas en Acción espera que lo ocurrido en esta legislatura no vuelva a repetirse nunca más, y que el próximo alcalde o alcaldesa rompa con el principio que se ha venido aplicando hasta ahora: “El concejal o concejala más inútil, a Medio Ambiente, y que Caraballo siga mandando”.




Visitantes conectados: 279