La Junta autoriza la destrucción de un hábitat de Protección Especial

Ecologistas en Acción pide responsabilidades políticas y técnicas ante esta decisión. Recurrirá a la vía administrativa y judicial para depurar responsabilidades políticas y técnicas. Sergio Cabellos, Delegado Provincial de Agricultura y Medio Ambiente y Carlos Blázquez, Director General de Evaluación Ambiental, serían a juicio de Ecologistas en Acción, los principales responsables políticos de esta decisión.

Se trata de una mina de yesos que afecta a la vegetación sobre suelos de yesos (encinar-quejigar), y el caso es idéntico a la zona de Medranda, donde hace tres años se evitó la destrucción de este tipo de Hábitat de protección especial.

Ecologistas en Acción ha recibido con gran decepción la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) positiva otorgada el pasado 25 de abril de 2011 a la ampliación de la mina de yesos en Aleas (Cogolludo) sobre un Hábitat de protección especial compuesto por vegetación exclusiva de suelos de yesos. La DIA la pueden leer íntegra en [http://docm.jccm.es/portaldocm/descargarArchivo.do?ruta=2011/04/25/pdf/2011_6347.pdf&tipo=rutaDocm]

El proyecto presentado por el promotor proponía la prórroga de la Concesión de una cantera de yeso en la localidad de Aleas, pedanía de Cogolludo, que lleva treinta años destruyendo un ecosistema calificado como “Hábitat de Protección Especial”. Esta calificación tiene lugar en tres Informes emitidos por diversos departamentos de la Delegación de Medio Ambiente en Guadalajara a lo largo de los años 2006 y 2008, y por dos Informes del Organismo Autónomo Espacios Naturales de Guadalajara emitidos en 2009 y 2010. Pero al parecer un último informe del Servicio Provincial de Áreas Protegidas y Biodiversidad de fecha 8 de octubre de 2010, establece un nuevo perímetro de exclusión y permite la destrucción del importante Hábitat de protección especial, consintiendo así la pérdida de biodiversidad y la destrucción de un ecosistema único. Asimismo, un informe de la Dirección General de Industria, Energía y Minas en relación a la singularidad del yeso de la zona, de fecha 22 de diciembre de 2010, vinculan la decisión final de la Dirección General de Evaluación Ambiental.

La Concesión de dicha cantera caducaba en noviembre de 2011, y el promotor lleva años solicitando una prórroga para seguir destruyendo el bosque autóctono, y lo hará durante otros treinta años.

En los Informes del Organismo Autónomo Espacios Naturales de Guadalajara se consideraba que la prorroga de la explotación minera supondría una “afección crítica” sobre un espacio considerado como “Hábitat de Protección Especial” por la Ley 9/1999 de Conservación de la Naturaleza en Castilla-La Mancha, que prohíbe su destrucción. En estos Informes se recoge que “Gran parte del proyecto de explotación se encuentra sobre un encinar-quejigar sobre yesos (Quercus ilex y Quercus faginea). Se trata de un bosque relicto de gran interés por tratarse de muestras del tipo de vegetación clímax sobre sustratos yesosos (muy escasos en la Península Ibérica).” Que “El proyecto de explotación causaría la destrucción del encinar-quejigar sobre yesos y la de diferentes comunidades gipsófilas, Hábitat de Protección Especial incluido en el Anejo I de la Ley 9/1999 de Conservación de la Naturaleza en Castilla-La Mancha”. Y que “Por tanto, la viabilidad ambiental del proyecto dependerá de que se minimice la afección sobre la formación boscosa de quejigos asentada sobre yesos de elevada singularidad y rareza en el ámbito autonómico y nacional. Hay que tener en cuenta que hay muchos quejigares sobre margas, calizas, etc., pero hay poquísima superficie sobre yesos”.

Hay que resaltar que este “Hábitat de Protección Especial” es muy similar al ecosistema de la zona de Medranda, donde ya se declaró ambientalmente no viable un proyecto de explotación de canteras hace tres años.

Denunciamos públicamente el discurso hipócrita y cínico del Gobierno Regional del Señor Barreda quien hace balance de sus políticas de conservación, y más concretamente de la reciente declaración del Parque Natural de la Sierra Norte, cuando este proyecto se encuentra a escasos 300 metros del perímetro de protección de este espacio natural protegido.

En el período de exposición pública del proyecto de prorroga de la Concesión de la cantera de yeso de Aleas, se presentaron cerca de 120 alegaciones en contra de la continuidad de explotación minera por parte de los vecinos de la zona y de personas que deseaban la preservación de tan valioso ecosistema, entre ellas Ecologistas en Acción.

La Asociación de Vecinos y Amigos de Aleas, ya han confirmado a Ecologistas en Acción que emprenderán todas las acciones legales que estén en sus manos para paralizar la prórroga y destrucción del hábitat de protección especial.

Hay que destacar que la explotación minera se ha estado realizando sin la preceptiva Licencia Municipal de Actividad, cuyo ayuntamiento competente es el de Cogolludo y que no ha recibido respuesta esta asociación a una petición que le hizo para que declarará el suelo objeto de explotación como "Suelo Rústico de Protección Especial". Esta circunstancia, que ha sido reiteradamente denunciada por los vecinos ante el Ayuntamiento de Cogolludo, sin que este haya tomado ninguna medida, a pesar de las grietas que las explosiones producidas por las voladuras que tienen lugar en la cantera y han provocado y están provocando en las casas del pueblo de Aleas.

Por todo lo anterior, Ecologistas en Acción acudirá a los tribunales y recurrirá por la vía administrativa todo el proceso, insistiendo en la posible prevaricación y coacción de funcionarios y políticos.




Visitantes conectados: 508