Piden a Rajoy que no ilegalice el autoconsumo

Organizaciones que representan a los sectores ambiental, de consumidores, social y empresarial [1] han enviado una carta al presidente del Gobierno en funciones Mariano Rajoy para expresar su preocupación por la situación de indefensión a la que el Ejecutivo está sometiendo a los autoconsumidores que, para contribuir a la imprescindible revolución renovable y a la lucha contra el cambio climático, decidieron optar por el autoconsumo eléctrico en sus hogares o negocios en los últimos años.

El próximo 11 de abril, miles de instalaciones de autoconsumo en España podrían quedar abocadas a un limbo legal muy cercano a la ilegalización, de acuerdo con lo establecido por la normativa que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy, la más restrictiva del mundo. El texto legal fija esa fecha como límite para que todos los autoconsumidores que tuvieran una instalación anterior a la entrada en vigor del decreto se adapten a su articulado. De lo contrario, serán declarados ilegales y podrían sufrir multas de hasta 60 millones de euros, además de tener que pagar el injustificado ‘impuesto al sol‘.

Las organizaciones firmantes [1] denuncian que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, que fraguó el Real Decreto de anti-autoconsumo y sus sanciones, está impidiendo ahora que esas instalaciones cumplan con las obligaciones que él mismo ha establecido,poniendo de nuevo a los autoconsumidores entre la espada y la pared. Quedan pocos días para que finalice el plazo fijado para registrar las instalaciones existentes a la fecha de aprobación del decreto, y sin embargo, Industria aún no ha detallado cómo cumplir con las complejas exigencias técnicas y administrativas requeridas para modificar las instalaciones.Las compañías eléctricas, por su parte, mantienen criterios distintos en cuanto a la aplicación de las normas de conexión.

Asimismo, las entidades piden al presidente en funciones que arregle el caos generado por el ministro José Manuel Soria y obligue a que el Consejo de Ministros acuerde una ampliación del plazo -por lo menos hasta final de año-, para que estos autoconsumidores no se vean ilegalizados y expuestos a multas multimillonarias a causa de la falta de previsión del Ministerio de Industria.

Por otro lado, las organizaciones firmantes denuncian una vez más que, en el país del sol, carece de sentido poner trabas a que la ciudadanía pueda producir su propia electricidad con una fuente renovable, abundante y barata, y que además podría reducir nuestra dependencia energética, generar energía de forma sostenible y descentralizada, y fomentar la creación de empleo y la economía ciudadana.

El decreto de autoconsumo contradice las últimas comunicaciones de la Unión Europea, que remarcan que el papel de una ciudadanía activa y comprometida será imprescindible en el proceso para alcanzar la necesaria transición energética. La normativa española, sin embargo, está en las antípodas de este propósito, truncando cualquier posibilidad de llevar a cabo nuevos proyectos de producción energética en manos de las personas.

Carta enviada

Asunto: Sr. Rajoy, no ilegalice el autoconsumo ni exponga a los autoconsumidores a la indefensión y multas millonarias

Sr. Presidente en Funciones,

Las entidades firmantes [1], pertenecientes a los sectores ambiental, de consumidores, social y empresarial, mediante el presente escrito queremos expresar nuestra preocupación por la situación de indefensión a la que su Gobierno está sometiendo a los autoconsumidores, que para contribuir a la imprescindible revolución renovable y a la lucha contra el cambio climático, decidieron emprender una instalación de autoconsumo eléctrico en sus hogares o negocios, y en pocos días se verán abocados a caer en limbo legal muy cercano a la ilegalización.

El próximo día 11 de abril, miles de instalaciones de autoconsumo en España pueden convertirse en prácticamente ilegales por no adaptarse a la normativa que su Gobierno aprobó en octubre y podrá sufrir multas de hasta 60 millones de euros, además de tener que pagar el injustificado ’impuesto al sol’.

Se acerca peligrosamente la fecha y ahora la falta de previsión del Ministerio de Industria, que fraguó el Real Decreto de Autoconsumo y sus sanciones, impide que esas instalaciones cumplan con las nuevas obligaciones establecidas, poniendo de nuevo a los autoconsumidores entre la espada y la pared. Quedan pocos días y aún no está detallado por Industria cómo cumplir con las complejas exigencias técnicas y administrativas requeridas para modificar las instalaciones. Las compañías distribuidoras, por su parte, mantienen criterios distintos en cuanto a la aplicación de las normas de conexión.

En el país del sol no tiene ningún sentido poner trabas a que la ciudadanía pueda producir su propia electricidad con una fuente renovable, abundante y barata, y que además podría reducir nuestra dependencia energética, generar energía de forma sostenible y descentralizada, y fomentar la creación de empleo y la economía ciudadana.

Por esta razón le pedimos que intervenga en este asunto y lleve al Consejo de Ministros una ampliación del plazo, por lo menos hasta final de año, para que estos autoconsumidores no se vean ilegalizados y sometidos a sanciones multimillonarias a causa de la falta de previsión de su propio Gobierno.

El autoconsumo y la mayor participación activa de los consumidores en el sector energético están reconocidos por la Comisión Europea como “el centro de la Unión Energética” y tanto la revisión de la Directiva Europea de Renovables como todo lo que dependa de la Unión Energética tendrá que ir en ese sentido.

En definitiva, debido a la falta de los detalles técnicos y administrativos necesarios para la adaptación y a las sanciones millonarias a las que se exponen los autoconsumidores afectados, solicitamos que se amplíe el plazo para la adaptación de las instalaciones de autoconsumo existentes en el momento de la puesta en marcha del Real Decreto 900/2015 por lo menos hasta final de año.



Visitantes conectados: 286