Incumplimiento de obligaciones con la Red Natura 2000

Ekologistak Martxan denuncia que la comunidad autónoma del País Vasco incumple sus obligaciones con la Red Natura 2000 y con el compromiso de poner freno a la pérdida de la Biodiversidad.

Las actuales tasas mundiales de extinción de especies son hasta 1.000 veces superiores a las tasas naturales, debido sobre todo a la actividad del hombre. En la UE, cerca del 25% de sus especies animales (mamíferos, anfibios, reptiles, aves y mariposas) están en peligro de extinción, y el 88% de las poblaciones de peces están sobreexplotadas o considerablemente mermadas.

Con el objeto de frenar la pérdida de biodiversidad la Unión Europea (UE) creó una Red Europea de Espacios Naturales que se denomina “Natura 2000” y que es la principal herramienta para contribuir a frenar la progresiva pérdida de biodiversidad en Europa.

La Red Natura 2000 de la Comunidad Autónoma del País Vasco (CAPV) está compuesta por 52 Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) y 6 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), que fueron propuestos por el Gobierno Vasco a la Comisión Europea entre los años 1997 y 2003. La Comisión Europea en el año 2004 aprobó la lista de lugares en la región biogeográfica atlántica y en el año 2006 la mediterránea, que son las dos zonas a las que pertenece nuestra Comunidad Autónoma.

La inclusión de una zona dentro de la Red Natura 2000 supone una obligación de mantener en un estado de conservación favorable los hábitats y las especies por los que ese lugar ha sido declarado LIC o ZEPA. Sin embargo, los compromisos con la UE no terminan ni mucho menos con la designación de estas zonas, Europa obliga a los Estados miembros y en este caso a las Comunidades Autónomas a aprobar unas medidas de conservación para cada lugar y designarlo Zona Especial de Conservación (ZEC) y para ello da un plazo de seis años desde la fecha de designación.

Todas las actividades que se ejerzan en un lugar declarado ZEC deben ser evaluadas para evitar cualquier deterioro de los hábitats o amenaza para las especies que hayan motivado su designación.

Los Planes de Gestión son el medio más seguro para cumplir esta obligación, ya que permiten determinar los objetivos, prever y solucionar las dificultades con los propietarios y usuarios del lugar, definir los medios de actuación y planificar a largo plazo su conservación.

Estos Planes de Gestión deberían fijar unos objetivos similares a los que hoy se adoptan en las distintas estrategias de conservación de la biodiversidad en toda Europa y que desde Ekologistak Martxan exigimos al Gobierno vasco y a las Diputaciones Forales que se adopten.

Dichas estrategias fijan seis objetivos prioritarios y las correspondientes medidas, con el fin de reducir notablemente las amenazas a la biodiversidad. Tales medidas consisten en lo siguiente:

  • Hacer plenamente efectivas la normativa vigente sobre protección de la naturaleza, así como las redes de reservas naturales, de cara a garantizar importantes mejoras en la situación de conservación de los hábitats y las especies.
  • Mejorar y recuperar los ecosistemas y los servicios ecosistémicos siempre que sea posible, en particular aumentando el uso de infraestructuras verdes.
  • Velar por la sostenibilidad de la agricultura y la silvicultura.
  • Preservar y proteger las poblaciones de peces de la UE.
  • Controlar las especies invasoras, que cada vez más son el origen de la pérdida de biodiversidad de la UE.
  • Aumentar la contribución de la UE a una actuación concertada a escala mundial para prevenir la pérdida de biodiversidad.

Las ZEC de la región biogeográfica atlántica deberían de haber estado designadas antes de septiembre de 2010 y las ZEC de la región biogeográfica mediterránea tienen que estar aprobadas antes de diciembre de 2012.

Como puede apreciarse los plazos en el caso de la región atlántica -a la que pertenecen la mayoría de las zonas de la CAPV- se han pasado sin que a fecha de hoy se haya hecho efectiva la designación de ninguna ZEC y su respectivo plan de gestión en la Comunidad Autónoma del País Vasco. En la actualidad están en exposición pública un total de 20 zonas lo que apenas representa el 34% de la Red Natura 2000.

Sin los Planes de Gestión la Red Natura 2000 no es más que una mera declaración de intenciones y unas zonas pintadas en un mapa, pero sin una conservación y protección efectiva.

En la actualidad numerosos proyectos (urbanísticos, energéticos, hidráulicos, infraestructuras de transporte, etc.), están amenazando algunos de los LIC y ZEPAS (Urdaibai, Sierra de Cantabria, Montes de Vitoria, Sierra de Arkamo, etc.), que se encuentran con una indefensión al no tener ningún documento técnico aprobado a los que poder acogerse para frenar estos proyectos y conservar estas zonas, supuestamente protegidas.

Desde Ekologistak Martxan exigimos al Gobierno Vasco el cumplimiento de sus compromisos con la UE y con el freno a la pérdida de biodiversidad de la CAPV con la designación inmediata de todos los ZEC de la zona atlántica que se vean reflejados no solamente en los planes de gestión si no también en los presupuestos, así como la puesta en marcha de los de la zona mediterránea para poder cumplir con los plazos exigidos por la UE.




Visitantes conectados: 505