Premios Sombra 2011

Por cuarto año consecutivo y coincidiendo con la celebración de los Premios Sol de publicidad en San Sebastián, llegan los Premios Sombra 2011 con la tarea de señalar los anuncios que han destacado en estos últimos meses por transmitir valores machistas, discriminatorios, irresponsables, insolidarios o consumistas. Este año Ecologistas en Acción concede los siguientes premios:

Premio TORTILLA DE SILICONA, a los peores valores alimentarios, para la marca Bicentury de productos dietéticos, que forma parte del conglomerado empresarial Agrolimen. Con la campaña “Gústate mucho”, Bicentury promueve una dañina cultura del cuerpo perfecto a la vez que ofrece sustitutos innecesarios de los prodctos frescos y de temporada necesarios para una alimentación sana y equilibrada.

Premio ME LO LLEVO, a la transmisión de los valores más consumistas, para la cadena de venta de electrodomésticos Saturn, con su lema “La avaricia me vicia”. Saturn es merecedora de este premio por ensalzar un afán como la avaricia, tan nocivo para el desarrollo colectivo, y transmitir la idea de que se debe pensar en uno mismo por encima de todo, y recurrir a la acumulación de bienes como medio de satisfacción.

Premio LAVADORA VERDE, al mayor lavado de cara ecológico, para la campaña con el lema “Nuestro compromiso continúa”, de la compañía British Petroleum (BP), en la que se trata de maquillar la imagen de la empresa, tras ser causante, con la explosión de la plataforma petrolífera del Golfo de Méjico, de uno de los mayores desastres ecológicos y sociales de la historia.

Premio LAVADO SOLIDARIO, al lavado de cara más oportunista, para “Hay razones para creer en un mundo mejor” de Coca-Cola. Esta empresa transnacional demuestra que invertir en publicidad es una estrategia que funciona para conseguir que el producto más conocido en el mundo sea algo bastante prescindible para la vida: un refresco carbonatado. Y lo hace gracias a una estrategia publicitaria que se basa en crear una imagen de marca comprometida y asociada a valores como la solidaridad, la multiculturalidad, la salud o el respeto por el medio ambiente, detrás de la que quedan escondidos todos sus impactos socioambientales.

Premio FLORERO al uso como adorno de las personas, para el anuncio del perfume “One Million”, de Paco Rabanne. Este spot muestra la instrumentalización exhibida de los cuerpos masculino y femenino, y la presencia de contenidos tan estereotipados como estereotipadores, entre los que destacan unos roles de género muy patriarcales y dominantes.

Premio CHIMENEA, a la visión más destructiva del medioambiente, para la compañía aérea británica Easyjet con su anuncio “La mejor pizzería de Madrid está en Nápoles”, por promover una movilidad insostenible e irresponsable, invitándonos a cerrar los ojos ante la crisis ecológica en la que estamos sumidos y a ignorar las consecuencias medioambientales que nuestro comportamiento pueda tener.

Premio CENUTRIO, a los valores más irresponsables y contrarios a lo ético y sostenible, para el coche todoterreno Mini Countryman, del grupo BMW. El anuncio de este modelo destaca por fomentar un uso destructivo del automóvil y por tanto por transmitir valores contrarios a la conservación de la naturaleza y contribuir a una concepción de la misma al servicio del Ser Humano.

Premio OMBLIGO DEL MUNDO, a los valores etnocentristas o xenófobos, para la petrolera Cepsa, con su anuncio realizado durante el mundial de fútbol de Sudáfrica. Con el lema nostálgico de “El mundo puede volver a ser nuestro”, este anuncio destaca por la frivolidad con la que se utiliza una cuestión de trágica seriedad, como es el caso del colonialismo español.

Premio especial “LA CRISIS ES RENTABLE” a la textil transnacional Nike, por su spot “Ilumina tu país”. Dicho anuncio termina con la idea fuerza, “Trabaja y esfuérzate, con humildad y con respeto, lucha contra la oscuridad. Sé la luz que dicen que hemos perdido”. Ante este bonito mensaje, hay que recordar que Nike fue una de las pioneras en apostar por la deslocalización de sus actividades productivas en países periféricos, en lugares donde los derechos laborales brillan por su ausencia.

Premio especial A TODA UNA TRAYECTORIA para Carrefour, y su promoción, en los últimos años, de su preocupación medioambiental e inclinación solidaria. Dentro de esta trayectoria, la última campaña, “En positivo”, incluso, publicita en su web actuaciones medioambientales y solidarias, en colaboración con diversas ONGs. Sin embargo, este compromiso se enmarca dentro del lavado de imagen y nuevas oportunidades de negocio, que promueven la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de las multinacionales. Un paraguas que enmascara los verdaderos fines empresariales y sirve para dar una imagen más comprometida destinada a una clase consumidora preocupada por cuestiones ambientales o sociales.

Premio a AL PEOR ANUNCIO LOCAL de la Comunidad de Madrid, a la Consejería de Sanidad de esta misma comunidad, por su campaña de promoción del Área Única, en el que el Gobierno Autonómico utiliza, una vez más, una importante suma de dinero público para realizar una campaña publicitaria con tintes electoralistas. Tras esta iniciativa populista, se esconde que la Comunidad de Madrid, con la mayor renta per cápita del estado, tiene una de las menores inversiones en sanidad. Además, el bajo número de profesionales y las deficientes infraestructuras contrastan con el cuantioso presupuesto destinado a las externalizaciones a las clínicas privadas.




Visitantes conectados: 513