Los escolares piden que el Peñón de Almayate sea para todos

Con una participación de unos 150 alumnos de centros escolares de Vélez-Málaga y Torre del Mar, acompañados de sus respectivos profesores y profesoras, se celebró la IV Marcha por los Caminos Verdes de Vélez-Málaga, organizada por las asociaciones GENA-Ecologistas en Acción, Sociedad de Amigos de la Cultura (SAC) y Comité Intercentros de Torre del Mar.

La marcha, con la que se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente, tenía como destino final el Peñón de Almayate, un paraje largamente reivindicado por GENA-Ecologistas en Acción, como espacio de titularidad pública para el disfrute de todos los ciudadanos. En la preparación de esta actividad los organizadores encontramos que el Peñón estaba totalmente vallado e impedía el paso de particulares, sin que tengamos constancia de que dicha obra se haya realizado con la correspondiente licencia municipal, aspecto éste que motivó una denuncia de Ecologistas en Acción a los propietarios por esta obra, ya que entre otras cosas impide el libre movimiento de la fauna silvestre. Los organizadores tuvieron que solicitar la intervención del Ayuntamiento de Vélez frente a la empresa propietaria del Peñón, para que se permitiera la entrada de público para fines educativos, lográndose finalmente tras todo tipo de impedimentos.

La actividad se desarrolló sin ningún tipo de incidencia, desde el Paseo de Larios de Torre del Mar, pasando junto al antiguo carril de la vía del tren, que se contempla dentro de la Red de Caminos Verdes de Vélez-Málaga, hasta alcanzar la cima del Peñón de Almayate. Por el camino se explicó a los escolares la importancia y características del río Vélez, el yacimiento fenicio del almacén de Toscanos (que por cierto encontramos muy deteriorado por la vegetación, por falta de mantenimiento). Una vez en la cima los escolares disfrutaron del paisaje de la Axarquía, puesto que una de las principales virtudes de este lugar es la magnífica atalaya para ver el paisaje de toda la comarca. Se realizaron algunas actividades educativas para comprender la importancia de este paraje como reserva de biodiversidad, destacando las colonias de cernícalos y cuervos y el enorme tomillar y espinal de érguenes litorales, uno de los escasísimos reductos que quedan de esta flora en el litoral de Málaga, debido al avance del hormigón.

Finalmente, se explicó que este paraje hoy por hoy pertenece a una entidad privada y que desde el año 1992 las organizaciones ecologistas venimos demandando al Ayuntamiento de Vélez-Málaga la adquisición de estos terrenos para fines educativos y recreativos. Como respuesta a esta demanda, los escolares formaron una larga cadena humana que abarcó gran parte del Peñón de Almayate pidiendo a los gobernantes del municipio que se esfuercen en la pronta adquisición de estos terrenos antes de que sean destruidos como está empezando a ocurrir, ya que la zona se está arando para cultivar mangos, destruyendo con ello la rica biodiversidad que hasta ahora había existido en este paraje.

GENA-Ecologistas en Acción ha dirigido un escrito al Ayuntamiento de Vélez denunciando el vallado ilegal de esta parcela, con los consiguientes perjuicios para el tránsito de la fauna y el impedimento para realizar observaciones sobre la naturaleza, y sobre los movimientos de tierra que se están realizando para el cultivo de mango, que ha destruido una importante masa forestal existente en la zona. Al mismo tiempo recuerda que ese Ayuntamiento apoya la creación de una red de Caminos Verdes, por lo que es preciso que se adviertan movimientos en esa dirección para que ese apoyo no se quede en buenas palabras.




Visitantes conectados: 343