Alarma por las prácticas militares aéreas en Ciudad Real

Los día 14 y 15 de junio, al menos un helicóptero Tigre, seguramente procedente de la
base de Almagro, estuvo todo el día y parte de la noche dando vueltas por el término
municipal de Piedrabuena, con movimientos indicativos de estar haciendo prácticas de
vuelo, sobrevolando el casco urbano a baja altura, pasando encima del parque, de las
casas, de edificios públicos y de espacios naturales protegidos, ocasionando serias
molestias a sus habitantes y a especies protegidas, muchas de las cuales, como por
ejemplo, el aguilucho cenizo, se encuentran aún en época de nidificación y, lo que es
más grave, poniendo en riesgo la vida de sus habitantes, al no estar justificados estos
vuelos.
Este suceso no es nuevo, se repite desde hace unos meses, y no sólo aquí, puesto que
hemos comprobado el sobrevuelo frecuente de otras poblaciones y de espacios
protegidos de importancia internacional como los parques de Cabañeros y las Tablas de
Daimiel. En este sentido, seguimos a la espera de contestación a la queja que se
presentó al Patronato del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel sobre los vuelos de
aviones en esta zona considerada de exclusión de vuelo.

Con este comunicado reiteramos nuestra queja públicamente y exigimos que los
aviones y helicópteros militares dejen de molestarnos y poner en riesgo nuestra vida;
¿por qué razón tienen que sobrevolar las poblaciones o los espacios protegidos?

A nosotr@s nos resulta ofensivo ver como carísimas máquinas de guerra se exhiben
delante de nuestr@s hij@s, a l@s que queremos educar en la paz y la noviolencia, que
preguntan si estamos en guerra; y les respondemos que sí, que estamos en las guerras de
Libia y Afganistán, pero que aquí no van a disparar (pensando en si se les escapará un
misil por casualidad).

También pensamos en las personas en desempleo: en los beneficios que nos traería
destinar el dinero de este helicóptero a servicios sociales o medioambientales: ¿cuantos
albañiles, maestr@s, médic@s, operari@s contra incendios o de limpieza, cuidador@s a
domicilio, etc., trabajarían con el coste de un helicóptero? Igualmente pensamos en el
gasto inútil de combustible y la contaminación que produce el vuelo sin sentido de estos
aparatos.

Por tanto, exigimos a l@s responsables polític@s y militares que dejen de realizar estas
maniobras militares de inmediato, que no sobrevuelen más los cascos urbanos ni las
zonas protegidas y que respeten nuestros deseos de paz guardando el armamento en
lugar seguro, mejor incluso que dejen ya de fabricarlo. Una vez más pedimos a políticos
y militares: ¡DEJADNOS EN PAZ!




Visitantes conectados: 249