¿Jaque mate a la refinería Balboa?

El presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, ha anunciado que el Ejecutivo regional no aportará dinero al proyecto de refinería impulsado por el Grupo Gallardo.

La retirada de la Junta de Extremadura pone muy difícil la viabilidad económica de la refinería. Sin embargo, el jaque mate final de este proyecto depende de que el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino le otorgue una Declaración de Impacto Ambiental negativa.

La Junta de Extremadura tenía previsto invertir el 20 % de los 2.500 millones de euros proyectados para la construcción de una refinería en Tierra de Barros liderada por el Grupo Gallardo. El ejecutivo extremeño no es el único inversor que se ha retirado, ya que antes lo hizo Iberdrola, que tenía previsto aportar el 10 % del capital necesario.

Además el Grupo Gallardo tiene importantes dificultades económicas. Al cierre de 2009 (últimas cuentas públicas), Gallardo tenía unas deudas a largo plazo de 1.146,7 millones de euros.

Otros inversores que todavía siguen en el proyecto son BBVA, Caja Madrid (ahora Bankia), Caja Extremadura y Sociedad de Fomento Industrial de Extremadura. Ecologistas en Acción les invita a retirarse ante el negro futuro que depara a este proyecto y para no deteriorar más aun su imagen.

Análisis socioeconómico del proyecto de la Refinería Balboa

Ecologistas en Acción espera que el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino no convierta este proyecto en un zombi y le de sepultura definitiva otorgándole una Declaración de Impacto Ambiental negativa.

Existen sobradas razones para ello: vertidos a la cuenca del Guadiana, emisiones de gases nocivos, impactos sobre la Red Natura, vertidos que pueden afectar al Parque Nacional de Doñana... que ha detallado la organización ecologista en distintos informes y comunicados.




Visitantes conectados: 464