Captura de CO2 en Cubillos del Sil

Ecologistas en Acción de la provincia de León ha presentado, en el trámite de consultas previas a la evaluación de impacto ambiental, informe desfavorable al proyecto de central térmica de carbón de 330 MW, con captura de CO2, que ENDESA promueve en Cubillos del Sil.

Sorprende que se haya iniciado esta tramitación a pesar de que ni el Banco europeo de inversiones, ni el Estado español hayan prestado apoyo financiero al proyecto de ENDESA, -según consta en la Resolución de 9 de mayo de 2011 de la Secretaria de Estado de Cambio Climático-. Esta circunstancia obligó a ENDESA a anunciar públicamente el desistimiento del proyecto, entre otras razones, por no haber obtenido de las administraciones públicas “suficiente financiación a fondo perdido”

A los obstáculos económicos se unen los ambientales. Para Ecologistas en Acción la búsqueda de soluciones que no sean la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero no nos parece en absoluto adecuada y mucho menos presentar esta tecnología como si fuese de uso común y en la que todos los problemas estuviesen resueltos, ya que, si bien es cierto que existen varios programas de investigación, como el que la Ciuden desarrolla en Cubillos del Sil, cabe señalar que la captura y almacenamiento de CO2, aún no se ha aplicado a una central eléctrica de grandes dimensiones, como es el caso del proyecto 330MW de ENDESA, que ahora se somete a consultas.

En términos generales la posición de Ecologistas en Acción, compartida por otras organizaciones eco­logistas, es contraria a los proyectos de captura y almacenamiento de carbono (CAC), pues seguimos pensando que aceptar este tipo de opciones, de “barrer bajo la alfombra”, es aceptar propuestas que únicamente tratan de esconder los problemas, sin garantía alguna de resolverlos, y dejando a generaciones futuras una hipoteca ambiental más, esperando que sean ellas las que encuentren la solución adecuada.

Además, rechazamos la nueva central de ENDESA por otros motivos concretos que resumimos de la siguiente manera:
- Incertidumbre sobre el futuro del carbón autóctono. Las empresas eléctricas que sigan utilizando carbón de importación puede que prefieran las ubicaciones en la costa para desarrollar un proyecto CAC.
- Inviabilidad ambiental del carbón local, por el enorme impacto de su extracción, realizada mayoritariamente a cielo abierto, incluso en espacios naturales de altísimo valor ecológico en las comarcas del Bierzo, Laciana y Babia.
- Fraccionamiento del proyecto CAC. Se evalúa sólo el proceso de captación, sin que ENDESA tenga disponibles instalaciones de trasporte y almacenamiento, lo que invalidaría la autorización administrativa de la central, de acuerdo con la Ley 40/2010, de 29 de diciembre, de almacenamiento geológico de dióxido de carbono. Asimismo, el fraccionamiento del proyecto podría viciar de nulidad la declaración de impacto ambiental.

Finalmente, puesto que el Gobierno no ha otorgado su apoyo a proyecto alguno de captación y almacenamiento de CO2 para su financiación por el Banco Europeo de Inversiones, se ha sugerido que el Ministerio de Medio Ambiente inste a las administraciones autonómicas y locales a proceder con cautela a la hora de conceder “alegremente” permisos para realizar sondeos con el objetivo de encontrar emplazamientos para almacenar CO2. Recordamos que con este fin ENDESA prevé realizar distintos sondeos en Tierra de Campos y de hecho ya los está ejecutando en la localidad de Villacalabuey (comarca de Sahagún).




Visitantes conectados: 505