La única alternativa a Garoña es su cierre inmediato

Ecologistas en Acción insta una vez más al abandono de la energía nuclear, con motivo de la reunión de la Sociedad Nuclear Española en Burgos.

Del 28 al 30 de septiembre se ha celebrado en la ciudad el congreso anual de la Sociedad Nuclear Española. El evento creado, en opinión de Ecologistas en Acción, para prestar apoyo a la deteriorada imagen de la energía nuclear, carece de representatividad.

En los actos tan solo están presentes elementos favorables al uso de la energía nuclear y en ningún caso se presenta una visión objetiva de los riesgos que el uso de la energía atómica. Cualquier opinión contraria a esta forma de obtener energía queda fuera del congreso que se nos presenta como un foro que en realidad no es.

La energía nuclear debe, mantiene el grupo ecologista, abandonarse por numerosas razones. En primer lugar, porque es insegura, como bien han demostrado los casos de Chernóbil o Fukushima. Además, genera enormes cantidades de residuos radioactivos que son una peligrosa herencia para las generaciones futuras y para la habitabilidad de la Tierra.

Su gestión es una de las tareas pendientes de la industria nuclear, ya que aun no ha sido resuelta. Por otro lado, no es una solución al problema del cambio climático y es fuertemente dependiente del petróleo. Tampoco es complementaria con las energías renovables, sino que al contrario, su existencia las perjudica gravemente impidiendo su desarrollo.

En el caso cercano de la central de Santa María de Garoña, Ecologistas en Acción defiende su cierre inmediato. La organización ecologista insta a las Administraciones competentes a que tracen un adecuado plan de desarrollo rural para la zona y que en ningún caso se escuche a los expertos que en estos días piden para la zona una nueva central, que supondría una inversión de dinero del todo injustificada.




Visitantes conectados: 499