Fraude banderas azules

El pasado 3 de junio la entonces concejala de Medio Ambiente Blanca Merino, anunció que había solicitado al servicio jurídico del Ayuntamiento un informe sobre las acusaciones vertidas p0r Ecologista en Acción en relación con una posible manipulación de datos en las candidaturas presentadas para conseguir banderas azules en las playas portuenses.

Ecologistas en Acción criticó a la concejalía de Medio Ambiente y a su titular por presentar la candidatura a un galardón medioambiental una playa totalmente artificial, como es Fuentebravía, que ha sufrido y sigue sufriendo múltiples impactos, y que es el máximo ejemplo de la mala gestión del litoral en nuestro municipio. La organización ecologista denuncia públicamente que sospechába que se había ocultado información a la fundación que concede las banderas azules, porque es imposible que si se ha enviado en la documentación las pérdidas continuas de arena de la playa, de la existencia de edificios dentro de la misma playa que están sufriendo una fuerte erosión con peligro de derrumbe de algunos, se le otorgue ningún premio de carácter medioambiental.

Esta crítica a la situación de la playa de Fuentebravía ha sido corroborada por entidades como la propia La Demarcación de Costas, que elaboró un informe en junio de 2008 a instancia de Ecologistas en Acción que concluía que la pérdida constante de arena en la playa de Fuentebravía no es debida a causas naturales, sino a impactos provocados por el hombre.

La sra. Merino ha sido el lamentable ejemplo de persona ignorante metida a política y que, encima, intenta aparentar una solvencia que le ha llevado a evacuar los mayores disparates, ejemplo claro de que “la ignorancia es atrevida”. Pero no conforme con sus continuos desatinos, se atrevió a amenazar a los ecologistas con acciones judiciales por divulgar una información que se ha constatado plenamente: que en las candidaturas para conseguir banderas azules el Ayuntamiento ha omitido información y adulterado otras para aparentar un buen estado medioambiental de las playas y el cumplimiento de las condiciones para conseguir estos galardones.

Ecologistas en Acción entiende que los responsables públicos están para solucionar los problemas -en este caso los medioambientales y sanitarios de nuestras playas-, no para lanzar bravuconas con la intención de acallar voces críticas de una entidad ciudadana. Además, los servicios jurídicos están para defender el interés público, no para ser instrumentos de coacción contra las asociaciones que critican la actuación de las administraciones públicas.

Por ello, y como estos servicios –y el sueldo que cobraba la sra. Merino, lo pagamos todos los portuenses, es por lo que creemos que ese informe de los servicios jurídicos del Ayuntamiento sobre las denuncias de Ecologistas en Acción deber ser hecho público sin dilación.




Visitantes conectados: 489