Recurso contra el concurso de anteproyectos para la reurbanización de la Plaza del Grano

Ecologistas en Acción de León ha presentado un recurso de reposición contra el acuerdo adoptado por la Junta de Gobierno Local, por el que se aprobó la convocatoria de un concurso de ideas -con intervención de jurado- para la remodelación de la plaza del Grano. En el recurso se ha pedido que el concurso se deje sin efecto ya que sus bases no garantizan la conservación del empedrado.

Decimos esto porque en el documento de respuestas dadas a los participantes por la responsable municipal, a la pregunta “¿Hasta qué punto se puede tocar el pavimento actual?” contesta: “No se establecen limitaciones en este sentido, aunque en las Bases y documentación complementaria, se insiste en los valores ambientales de este espacio público, incluida su pavimentación, así como en los objetivos de re-utilizar, reciclar, recuperar, etc.”

Lo que permite concluir, siendo este documento técnico vinculante para el jurado, que el Ayuntamiento está dispuesto a consentir la destrucción parcial, sin limitación alguna, del pavimento de la plaza del Grano, un bien arqueológico y etnológico en si mismo, que goza del aprecio de la inmensa mayoría de la población leonesa y sobre el que sólo deberían realizarse obras de mantenimiento y reparación de su empedrado, preservando su configuración, tipología, sistema constructivo y materiales.

En el recurso se ha señalado el despilfarro intolerable de dinero público, más de 400.000€ (presupuesto de referencia de los anteproyectos), de los cuales 300.000€ van destinados a la re-urbanización de la plaza del Grano. En medio de una crisis económica generalizada, y dado que el Consistorio tiene problemas incluso para cubrir gastos corrientes, sería mas sensato destinar los 6000 € ya subvencionados por el Ministerio de Fomento, que se van a gastar en la dotación del concurso, en acometer el año próximo las primeras tareas de mantenimiento sobre el empedrado. De esta manera, sin necesidad de concurso alguno, se conseguiría con coste cero adicional para el erario público, el loable propósito “de preservar los singulares valores patrimoniales y ambientales de la plaza del Grano” que se cita como justificación del concurso.

En todo caso, -y puesto que el jurado lo forman a excepción del Interventor municipal, exclusivamente politicos/as y arquitectos/as- se ha solicitado un jurado pluridisciplinar con presencia de un arqueólogo/a, un etnólogo/a y un historiador/a; y desde luego con participación ciudadana real: al menos un miembro de una asociación cuyos fines sean la protección del Patrimonio Cultural, elegido por las propias asociaciones conservacionistas presentes en el ciudad de León.

Además, se ha formulado recusación contra la arquitecta del Servicio Territorial de Cultura, que forma parte de la Comisión Territorial de Patrimonio, ya que volverá a intervenir en el procedimiento para autorizar el proyecto y lo hará no como simple perito, sino que su criterio, al informar la Ponencia Técnica, será probablemente el que adopte la Comisión.

Dado el extenso palmarés de proyectos agresivos contra el Patrimonio Cultural de León, que han sido consentidos y autorizados por la Comisión Territorial de Patrimonio, (sirvan de ejemplo, por su carácter irreversible, la supresión de los jardines del entorno de la Catedral o la rotura de la Muralla Medieval para acceder al parking de la plaza Mayor y por su impacto visual, la autorización para colocar las “moscas” en Puerta Castillo) ; pensamos que el dictamen de la Comisión de Patrimonio en León no garantiza la conservación del Patrimonio Cultural Leonés, sino más bien lo contrario. Por eso se pide que el proyecto elegido, antes de ser visto por la Comisión de Patrimonio, sea sometido a un referéndum vinculante, en el que la población de León decida, respondiendo a una pregunta clara e inequívoca, tal como “¿Quiere Ud. que se realice este proyecto?” Con las opciones Si o NO por toda respuesta.




Visitantes conectados: 609