Deterioro y pérdida del patrimonio de caminos públicos y vías pecuarias: tres casos segovianos

Con motivo de la celebración en Valsaín (Segovia) en los días 28, 29 y 30 de octubre de las V Jornadas sobre Caminos Públicos, Ecologistas en Acción de Segovia quiere llamar la atención sobre la proliferación de casos de cierre ilegal, deterioro o pérdida del patrimonio de caminos públicos y vías pecuarias.

A continuación presentamos tres casos cuyo escenario es la propia provincia en que se celebraron estas Quintas Jornadas: Segovia.

Caso 1. La Colada de Fuentepelayo a Hontalbilla en término municipal de Lastras de Cuellar

Los propietarios de la finca “La Serreta” cerraron hace años el paso por esta vía pecuaria, que coincide en su trazado con el camino público municipal de Fuentepelayo a Hontalbilla. Tras sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León y del Tribunal Supremo , contrarias a su intención de apropiarse del tramo de la vía que cruzaba la finca, los propietarios se han visto obligados, finalmente, a reabrir el paso. Pero, recientemente, han vuelto a la carga, solicitando ahora la modificación del trazado de la Colada.

Es preciso hacer constar que la finca “La Serreta”, de 600 hectáreas, existe en su conformación actual al menos desde el siglo XV en que era propiedad del Duque de Alburquerque, Señor de Cuellar, y que durante siglos han convivido los usos de la finca y los usos de la vía pecuaria en suficiente armonía como para que ambos se mantuvieran. El nuevo trazado que proponen los propietarios de “La Serreta” incrementaría la longitud del recorrido en 1.297 metros, perjudicando a los ganaderos transhumantes, que verían prolongado el recorrido en sus desplazamientos, sin obtener ninguna ventaja.

Además, el nuevo trazado propuesto discurre entre arbolado que sería preciso talar, en perjuicio del ecosistema y de la biodiversidad. Y no hay que olvidar que nos encontramos en un área de terreno protegida el Plan de Protección de la Cigüeña Negra. Por otra parte, el cruce del río Cega se salva por “El Puentón”, que, además, permite el conteo del ganado. El desvío del trazado conllevaría que no existiera continuidad del tránsito ganadero y obligaría a crear otro paso, con el consiguiente impacto sobre el río, al incorporar elementos artificiales donde ahora existe un estado natural.

En definitiva, desde nuestro punto de vista, ni existe motivación suficiente que permita considerar la excepcionalidad de la medida para atender un interés particular frente al interés público que preside la existencia de las vías pecuarias, ni se cumplen las condiciones esenciales exigidas por el artículo 11.1 de la Ley de Vías Pecuarias.

En mayo de este año, Ecologistas en Acción de Segovia ha presentado alegaciones ante la Junta de Castilla y León, proponiendo que se desestime la solicitud de modificación de trazado de la Colada.

Caso 2: El “Cordel de Años Impares” en el término municipal de La Lastrilla: ¿terreno de dominio público o mera servidumbre de paso?

El denominado “Cordel de los Años Impares”, es una vía pecuaria cuyo proceso de deslinde, a su paso por La Lastrilla, está llevando a cabo el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en Segovia. Sorprendentemente, la ingeniero responsable del deslinde ha propuesto recientemente, suspender el citado deslinde y promover la desclasificación de esa vía pecuaria, reduciéndola a una mera servidumbre de paso.

Esta propuesta contradice el informe realizado previamente por el Letrado jefe de la Asesoría Jurídica, en el que se reconstruía la historia de esta vía y donde se afirmaba textualmente: “estas vías no constituyen una servidumbre predial, en el sentido técnico estricto, por no tratarse de una carga que grava una propiedad particular, convirtiéndola en predio sirviente, sino una faja o zona (la de la vía pecuaria) partícipe de la naturaleza propia del dominio público.”

Sin embargo, la administración pretende optar por la solución más sencilla: no enfrentarse a los usurpadores o detentadores de la vía pecuaria, proponiendo que esa franja de 37,71 metros de anchura, que constituye dominio público, pase a convertirse en una mera servidumbre de paso. Se vulnera así frontalmente, no sólo el contenido del informe del Letrado Jefe, sino la Orden MAM, de 26 de septiembre de 2003 que aprobó la clasificación de las vías pecuarias de La Lastrilla, en que se constata la existencia del Cordel de Años Impares, así como el acto de deslinde practicado en 1924 y las referencias del año 1885.

En enero de 2011 Ecologistas en Acción de Segovia presentó alegaciones a esa decisión y se encuentra a la espera de recibir contestación de la Delegación de Medio Ambiente en Segovia de la Junta.

Caso 3: El cierre del camino de La Pedrona

La finca “Mata de La Saúca”, situada en el término Municipal de San Ildefonso, es atravesada por varios caminos públicos en dirección a la Sierra: el camino de “las Calderas”, que sube por el valle del río Cambrones, el de “El Reventón”, que comunica con Rascafría (Madrid), los de “El Chorro” y “La Pedrona”. Este último nace en el camino de la Casa de Vacas, pasa por Siete Arroyos y se dirige hasta el Puerto de Malagosto. Todos estos caminos se han venido utilizando asiduamente por los vecinos desde tiempo inmemorial y ni su titularidad municipal ni su uso público se habían puesto en cuestión.

En otoño de 2006, los propietarios de la finca cierran el paso para peatones con zarzas y piedras; Ante la falta de reacción por parte del Ayuntamiento del Real Sitio, poco tiempo después colocan un hilo de alambre y, finalmente, derriban el paso de mampostería de piedra lo cierran con alambre de espino y maleza, colocando un cartel de prohibido el paso.

El Ayuntamiento, que acababa de firmar un Convenio Urbanístico con los propietarios de la finca, hizo oídos sordos a las quejas verbales recibidas de vecinos, montañeros y ciclistas, mientras que la Consejería de Medio Ambiente se limitó a indicar que no les constaba la existencia de un camino público en el lugar. El 5 de diciembre de 2008 Ecologistas en Acción de Segovia, haciéndose eco de la preocupa<ción de vecinos y excursionistas, presentó ante el Ayuntamiento del Real Sitio, una denuncia formal por el cierre del paso peatonal. Y, a partir de 2009, diversas organizaciones (Ecologistas en Acción de Segovia, “Protejamos Las Calderas” “Ciudadanos por Segovia” y Centaurea) y clubes deportivos y de montaña (“La Acebeda” y, “Aguacero”), convocaron marchas de protesta solicitando la reapertura del camino.

Ante la presión recibida, el Ayuntamiento ordenó, una investigación sobre la posible titularidad pública de la senda o camino de La Pedrona, obteniendo nuevas pruebas documentales, testificales, periciales, aportaciones de la Junta de Castilla y León y propias a través de un procedimiento concienzudo y respetuoso con la legalidad vigente y dictó la resolución (que ha sido recurrida por los propietarios de “La Sauca”), por la que se determina la titularidad municipal de la Senda de la Pedrona y se ordena en consecuencia su inscripción en el Inventario de Bienes del Ayuntamiento y en el documento del nuevo Plan General de Ordenación Urbana.
A día de hoy, el acceso al camino continúa cerrado.




Visitantes conectados: 152