Ecologistas y pescadores artesanales cada vez más unidos

Todas las versiones de este artículo: [Català] [Castellano] [Galego]

El pasado fin de semana Ecologistas en Acción y otras ONGs invitadas se reunieron en Cádiz con pescadores artesanales de Andalucía, Galicia y Cataluña, para debatir y encontrar puntos de lucha comunes para impulsar una reforma de la Política Pesquera Común (PPC), que tenga en cuenta la pesca artesanal.

En pleno proceso de reforma de la PPC, y en un contexto donde más del 80% de las poblaciones de peces europeas están sobreexplotadas, Ecologistas en Acción considera necesario que las políticas pesqueras garanticen el restablecimiento de las poblaciones de peces a unos niveles saludables, a la vez que promocionen la pesca artesanal sostenible.

Durante las jornadas se contó con la participación de Miquel Ortega, coordinador político de OCEAN2012, que expuso en qué punto está la reforma y qué implicaciones tiene ésta para la pesca artesanal. Ortega expuso claramente cuales son los principales temas en liza, en pleno proceso de negociación en el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo. Su presentación y posteriores debates sobre comercialización y financiación demostraron una vez más que las preocupaciones de los grupos ecologistas y de los pescadores artesanales van muy unidas, y que cada vez son más los puntos que unen a estos dos colectivos.

Para Lydia Chaparro, responsable de pesca de Ecologistas en Acción “la Comisión Europea no ha tenido en cuenta a la pesca artesanal y además esta reforma se está centrando en regular la cantidad, en vez de la calidad”. Pero la falta de promoción y apoyo de la pesca de bajo impacto no sólo se encuentra en Bruselas. Chaparro afirma que “el estado Español recurre frecuentemente a promocionar el consumo de los peces procedentes de la acuicultura intensiva, productos procesados o filetes congelados capturados a miles de kilómetros de distancia”. Así pues, mientras que la flota industrial se beneficia de campañas de promoción pagadas con dinero público, la pesca artesanal y sostenible no goza de ningún apoyo.

En las jornadas tomaron especial relevancia la cogestión pesquera, la necesidad de procesos participativos de abajo a arriba, una financiación preferente y acceso a los recursos para aquellos que pescan de la forma más medioambientalmente y socialmente sostenible, una buena gestión local de los caladeros mediante planes plurianuales, un aumento de la investigación marina, monitoreo y seguimiento, así como la promoción y una mejor comercialización de los productos procedentes de la pesca tradicional de bajo impacto.

En este último punto destacó, por parte de los participantes, la necesidad de un etiquetado único y diferenciado de los productos artesanales de bajo impacto procedentes de pesquerías bien gestionadas.

Con todo esto, Chaparro afirmó que “es evidente que ecologistas y pescadores artesanales tenemos que continuar luchando en los puntos que nos unen para asegurarnos una buena gestión de los caladeros, a la vez que debemos continuar apostando por la promoción de los productos de pesca artesanal de bajo impacto”.




Visitantes conectados: 572