Denuncian vertidos de RMD ante el Seprona

Ecologistas en Acción de la provincia de León y la Plataforma Valle de Conforcos han presentado ante el SEPRONA, una denuncia por los vertidos de aguas sucias y materias sólidas que habitualmente emite la empresa Recuperación Materiales Diversos, S.A. (RMD) por la parte trasera de su fábrica de Ardoncino.

De manera frecuente, RMD vierte aguas a la cuneta trasera, que más adelante desagua en el arroyo de Antimio de Abajo. Pero, ocasionalmente, cuando llueve, y con nocturnidad, realiza sueltas de aguas negruzcas, desconociendo su composición.

Particularmente, a primeros de noviembre, se produjo un vertido extremadamente atípico, de color verde intenso, del que se desconoce su composición, y, ¿casualmente?, se produjo de noche. Ese vertido llegó hasta el pueblo, por el arroyo, coloreándolo todo de verde, pudiendo haber penetrado en pozos y otros recursos de captación de agua para consumo directo o riegos. La Junta Vecinal de Antimio de Abajo presentó denuncia ante el SEPRONA.

El vertido líquido arrastra virutas de plástico (peladuras de cables) de las que actualmente se pueden observar grande acúmulos de ellas en la citada cuneta, y que se van diseminando aguas abajo. Eso confirma nuestra sospecha de que las sueltas puntuales se realizan sin pasar por filtro o depuración alguna. El sistema de depuración disponible se diseñó en su día para aguas domésticas, no para industriales, que según queda demostrado se vierten al campo sin ni siquiera filtrarse.

Esas peladuras son las mismas que fueron enterradas bajo el vertedero de Villanueva del Carnero, confirmado por las catas de la Universidad y el propio SEPRONA, y cuyos sendos análisis determinaron que están contaminando el terreno por hierro, cobre, cinc y plomo.

Además, fuera de la planta, y al lado de la acequia, se ha realizado una especie de depuradora, con una balsa llena de lodos negruzcos, que recoge aguas procedentes de la planta de RMD. Dudamos que tenga permiso para realizarla, al menos en tales condiciones, sin vallar, pues aparte de la posible contaminación, podría entrañar riesgo para algún niño que allí pudiera caerse, o animales, silvestres o domésticos.




Visitantes conectados: 345