El ayuntamiento debe dejar de presentar a los ciclistas como un problema

Ante el anuncio de que el Ayuntamiento comenzará a denunciar a ciclistas si invaden las aceras y zonas peatonales o a peatones si caminan por los carriles bici (con multas de 200 y 80 euros, respectivamente).

Ecologistas en Acción ha presentado un escrito dirigido al Alcalde de León y al Concejal de Tráfico solicitando la redacción de una ordenanza de tráfico que promueva el uso seguro de la bicicleta. Hasta su aprobación definitiva la imposición de las sanciones previstas resulta absolutamente abusiva.

La ligereza e imprudencia con la que se ha empezado a hablar de denuncias y sanciones dan la imagen de un Ayuntamiento al que le interesa sobre todo el aspecto punitivo y recaudatorio del asunto, creando una absurda alarma social en torno a la circulación de los ciclistas (incluso cargando las tintas contra los usuarios de las bicicletas que están aumentando en número y que en su gran mayoría circulan por la calzada y cuando es estrictamente necesario por aceras y de forma prudente) y sin intención alguna de abordar de forma integral una serie de medidas que deberían no sólo amparar sino promover el uso de la bicicleta, habida cuenta de los beneficios sociales y ambientales que el uso de este medio de transporte comporta.

No hay que olvidar que es el uso del automóvil la primera causa de accidentalidad, contaminación atmosférica, ruido y pérdida de habitabilidad de los espacios públicos. Por lo tanto, cualquier política de movilidad verdaderamente sostenible, debe plantear de manera prioritaria la reducción significativa del número de coches que circulan por la ciudad; puesto que es precisamente el tráfico motorizado el que provoca inseguridad y retrae a muchos ciudadanos del uso de la bicicleta.

Obviamente no es lo mismo y no debería tener el mismo tratamiento circular en bici por las aceras que hacerlo por zonas peatonales (Conjunto Histórico, Burgo Nuevo, etc….) donde la circulación de bicicletas no debería estar prohibida con carácter general. Tal prohibición choca con la filosofía del proyecto de reforma del Código de Circulación que impulsa la DGT, en el sentido de favorecer el tránsito de bicicletas en las ciudades. La normal convivencia de peatones y ciclistas en los espacios peatonales es un fenómeno por otra parte habitual en las principales ciudades europeas.

En el escrito se ha solicitado la realización de una campaña informativa de concienciación y disuasión del uso del automóvil que fomente el uso seguro de la bicicleta, campaña que debería incluir: folletos informativos para divulgar la red de carriles bici de la ciudad y los puntos de préstamo, así como adecuada información sobre el uso responsable de la bicicleta y el automóvil, insistiendo en las limitaciones de velocidad en las zonas 30 que rara vez se respetan por los automóviles.

Finalmente se ha recordado la falta de respuesta del Ayuntamiento al informe presentado por Ecologistas en Acción el pasado 18 de septiembre, durante la Semana Europea de la Movilidad, para mejorar la seguridad y coherencia de la red de carriles bici. Se ha pedido de nuevo la toma en consideración de las propuestas formuladas, y en todo caso, que se nos de la respuesta motivada que seguimos esperando.




Visitantes conectados: 417