Rechazan el uso de fondos públicos para rescatar la autopista de Cartagena-Vera

Ecologistas en Acción ha rechazado, a través de un comunicado de prensa, la posibilidad de que el nuevo Gobierno Estatal rescate la insostenible e impactante autopista de peaje Cartagena-Vera (AP-7), que nunca debió construirse, por su impacto ambiental y por su innecesariedad, que queda demostrada día a día por la escasísima cantidad de vehículos que por ella circulan, que desde un punto de vista técnico no podrían justificar la inversión en una vía de estas características.

La actual situación de la Autopista, infrautilizada y con una falta evidente de rentabilidad para la empresa concesionaria, ya fue advertida por Ecologistas en Acción y otras muchas organizaciones ambientales y sociales antes de ser construida.

Para la organización ecologista "el escaso tráfico de autopistas como la de Cartagena-Vera era previsible. De hecho siempre hemos argumentado que se trataba de una infraestructura absurda, de enorme impacto ambiental, innecesaria, y que sólo tenía sentido para sostener la oleada de especulación urbanística que durante demasiados años ha asolado la Región con la connivencia y participación del Gobierno de Valcárcel, dejando tras su paso una grave crisis económica e institucional, con innumerables episodios de corrupción política".

Pedro Luengo, portavoz de Ecologistas en Acción, explica que "esta política de infraestructuras de transporte (en España, y también en la Región de Murcia) nos hunde aún más en la insostenibilidad, constituyendo un importante lastre económico a las arcas públicas", algo inadmisible en estos momentos de crisis en que hay miles de personas con serias dificultades económicas, y mientras se recortan cantidades similares en la educación y sanidad públicas. Luengo recuerda que "a pesar de la creencia popular de que España está poco desarrollada en grandes infraestructuras, lo cierto es que somos el país europeo con un mayor número de kilómetros de autovías (más de 15.621km. en 2011)". Y cita como ejemplo que "un 5,9 % de nuestra red viaria es autovía, frente al 1,2% de media de la Unión Europea, el 1,4% de Estados Unidos o el 0,6% de Japón". En 2008, España poseía el 21’4% de toda la red de autovías y autopistas de la UE.

Además, hay muchos estudios que demuestran que una vez superado un umbral mínimo en la dotación de infraestructuras (umbral que España y la Región de Murcia superaron hace mucho tiempo), las nuevas infraestructuras no son sinónimo de desarrollo económico, e incluso pueden producir el efecto contrario, por su coste a las arcas públicas en detrimento de otras inversiones más beneficiosas socialmente, y/o efectos negativos en el empleo y comercio local.

En el caso de la autopista Cartagena-Vera, explica Luengo, "desde el primer momento hemos cuestionado la necesidad de esta autopista que atraviesa y malogra la Marina de Cope y el hábitat de especies tan importantes como la tortuga mora. E impide una adecuada gestión tanto de la Red Natura 2000 presente en Marina de Cope, como del propio Parque Natural Costero-Litoral declarado como tal en 1992".

Ecologistas en Acción exige por tanto, que no se dedique ni un solo euro público en rescatar una infraestructura "insostenible en lo ambiental y que carece de viabilidad económica, como ya pusimos de manifiesto en su momento en las alegaciones presentadas al Estudio de Impacto Ambiental". En su lugar, esos fondos deberían dedicarse a asuntos urgentes y con beneficio social evidente como son las miles de familias que carecen de los recursos necesarios para vivir, y para evitar recortes en servicios públicos tan necesarios como la educación y la sanidad.

Para esta organización es "un despropósito que no se aplique el principio de sostenibilidad ni el de que quien contamine que pague, a una infraestructura basada en la avaricia, que ahora, en momentos de crisis, pretende obtener fondos de todos los ciudadanos mientras se resienten por falta de presupuesto algunos servicios públicos de primera necesidad.”

Finalmente, desde Ecologistas en Acción concluyen que "desde el Gobierno Estatal y el Ministerio de Fomento se estará cometiendo un grave error y enorme injusticia social si se continua invirtiendo fondos públicos para “ayudar” a la empresa gestora, Aucosta, que debería correr con los propios costes del desastre en el que se metió por su cuenta y riesgo, dadas además las externalidades que sufren todos los ciudadanos al ver espacios naturales protegidos fragmentados, túneles en lugares como el Lomo de Bas, etc. .... Y todo ello de manera innecesaria, ya que existía, y existe, una excelente conexión entre Cartagena y Vera por medio de otras autovías".

Basta ya de privatizar las ganancias y de socializar los costes y las pérdidas.




Visitantes conectados: 522