Un Gobierno con poco medio ambiente

 Con poco medio ambiente

Ecologistas en Acción ha mostrado su decepción por la poca relevancia que va a seguir teniendo el medio ambiente en el nuevo Gobierno. Se repite un esquema parecido al de la pasada legislatura, con el departamento de medio ambiente compartido con otras competencias en un mismo ministerio, y que ya fue muy negativo para las políticas ambientales. Pero, además, se nombra un ministro, Arias Cañete, que no se caracterizó precisamente por su sensibilidad ambiental en el pasado.

La actual crisis, aunque se presenta como financiera, en el fondo es una crisis ecológica, además de social. Es una crisis ecológica porque el sistema actual se basa en el crecimiento constante en el uso de recursos naturales, a un ritmo mucho mayor que el de reposición, y generando muchos más residuos que los que el sistema natural puede absorber, como el CO2 que causa el cambio climático.

Para poner un cierto contrapeso a esta dinámica suicida en cuanto a que no es sostenible a medio plazo, es imprescindible desarrollar políticas valientes de apuesta por una economía más ecológica y sostenible. Pero no parece que vaya a ser el caso.

Efectivamente, ya se comprobó durante la última legislatura de Zapatero como perdieron fuelle las políticas ambientales cuando se pasó de un Ministerio de Medio Ambiente a otro en el que se agrupaban las competencias de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Todo parece indicar que ahora este mismo proceso de declive de las políticas ambientales va a continuar, probablemente también ayudado por la persona elegida como Ministro, Miguel Arias Cañete.

Efectivamente, Arias Cañete se caracterizó en su participación en los gobiernos de Aznar por muchas actuaciones claramente contrarias a una protección del medio ambiente. Llegó a afirmar que el Trasvase del Ebro se haría “por lo civil o por lo militar”, y ha sido también muy sensible a las presiones de la agroindustria y proclive a la implantación de los transgénicos, sin olvidar su apoyo a la Nuclear de Garoña.

En definitiva, estamos ante una mala noticia para el medio ambiente y para nuestro futuro.




Visitantes conectados: 471