Alegaciones contra la construcción de un azud y central hidroeléctrica en el río Tremor

El llamado “Salto Las Ventas”, con cerca de 30 metros brutos, tendrá un impacto severo sobre el río Tremor, en los municipios de Torre del Bierzo y Castropodame. Se ha pedido por ello a la Confederación Miño- Sil, que haga una valoración negativa del proyecto y contemple la alternativa cero.

Ecologistas en Acción de la provincia de León ha presentado alegaciones al proyecto y estudio de impacto ambiental del aprovechamiento hidroeléctrico de 10.000 l/s de agua del río Tremor para producir energía eléctrica, que resumimos en los siguientes términos:
- Falta de justificación del proyecto. Se ha recordado que en la cuenca del Sil ya no cabe ningún aprovechamiento que comporte la construcción de nuevas infraestructuras transversales. No sólo no deberían realizarse más proyectos de esta naturaleza, sino que debería propiciarse la eliminación de los azudes existentes.
- Escaso caudal ecológico del río. El proyecto hace un cálculo, caracterización y regulación del caudal ecológico que no se ajusta a la Instrucción de Planificación Hidrológica. Conlleva la modificación sustancial de la realidad física del río, con un incremento del riesgo de eutrofización de las aguas y como consecuencia una disminución progresiva y significativa de su calidad, pudiéndose producir episodios de toxicidad por presencia de cianobacterias (esta afección es reconocida y valorada como severa por el propio estudio de impacto ambiental).
- Impacto negativo sobre la fauna. El estudio de impacto ambiental no analiza debidamente el efecto barrera y la perdida de hábitat optimo para la fauna presente. En particular no se estudia la influencia sobre los periodos de freza y migraciones de los peces o el posible perjuicio para anfibios y reptiles.

Hay que significar que el proyecto no asegura la supervivencia de todas las poblaciones existentes en el tramo y por lo tanto puede decirse que se ha diseñado al margen de la Ley 42/2007, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad; destacando los incumplimientos en cuanto a la boga (Chondrostoma polylepis), especie de interés comunitario para cuya conservación es necesario designar “Zonas Especiales de Conservación”; y a la nutria (Lutra lutra), que siendo también una especie de interés comunitario, está además incluida en el “Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial” y goza de protección estricta según la citada Ley.

Finalmente, se ha recordado que cuando un proyecto de estas características se lleva a cabo, el efecto sobre las poblaciones del entorno (en este caso de los municipios de Torre del Bierzo y Castropodame) es negativo, por cuanto se privatizan recursos naturales que son de todos y que, gestionados de forma sostenible, tendrían un impacto positivo a nivel socioeconómico.




Visitantes conectados: 944