Banderas Negras y Puntos Negros 2005, en Granada

El abandono que sufre el litoral granadino en cuanto a limpieza, conservación, respeto al medio ambiente y urbanismo desaforado, hace que un año más concedamos estos distintivos negativos a aquellas zonas que hemos visto peor a lo largo de los últimos meses.

Para las banderas negras hemos considerado diversos factores negativos que concurran en una misma playa (limpieza, paisaje, urbanismo o invernaderos) y hemos dejado la calificación de punto negro para aquellos lugares puntuales donde el litoral se encuentra mal por alguna causa de las ya expresadas.

Pero no es solamente la calidad de las aguas el criterio que hemos seguido a la hora de otorgar "Banderas Negras", también hemos tenido muy en cuenta las agresiones urbanísticas, que lamentablemente se están generalizando en el litoral granadino, provocando impactos ecológicos y paisajísticos que pueden ser irreversibles. Así mismo los movimientos de tierras para la instalación de invernaderos que destrozan el paisaje y ocupan las playas, con la posterior contaminación que provocan, merecen ser destacados en esta relación negativa.

Creemos que el mantenimiento del buen estado de las aguas y de las playas es una exigencia ineludible que continuamente vemos incumplida, a pesar de que el mayor y mejor atractivo turístico es ofrecer una costa en perfecto estado de salud ambiental, además de ser uno de los compromisos de "desarrollo sostenible" emanados de la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro y plasmados en la Agenda 21 Andalucía. Deseamos que los ayuntamientos que se han ganado a pulso este baldón, lo asuman como un requerimiento para que saneen sus playas y pongan fin a la degradación ambiental del litoral.

Hay que actualizar el Programa de Vigilancia Sanitaria de la Calidad de Aguas de baño por una norma que incorpore nuevos parámetros físico-químicos y microbiológicos. Es inadmisible que las autoridades sanitarias alaben el buen estado sanitario de las aguas cuando todos los veranos nos encontramos con cientos de casos de dermatitis, otitis y otras afecciones achacables al mal estado de las aguas de baño.
Es imprescindible un plan de prevención de la contaminación del litoral, que elimine cualquier vertido contaminante, tanto desde tierra como desde el mar, con indicadores precisos y evaluables de la calidad ambiental.

Hay que establecer un nuevo inventario de contaminantes marinos. La Directiva Marco del Agua debe aplicarse con rigor, sobre todo los principios de acción preventiva y de corrección de los atentados al medio.

Por último, hacemos un llamamiento a los usuarios de las playas para que colaboren en su limpieza, llevando las basuras a los contenedores más próximos, no enterrando los cigarrillos en la arena, prescindiendo de los vehículos con motor en la playa, evitando las motos náuticas en las zonas de baño, y controlando la contaminación acústica. Así mismo pedimos a los usuarios que cuando pillen cualquier afección achacable al mal estado de las aguas que lo denuncien, así como que llamen a los medios de comunicación cada vez que vean que el agua está en malas condiciones.

(ver mapa costa andaluza)

Banderas negras y puntos negros

Consideramos merecedoras de BANDERAS NEGRAS las siguientes zonas:

Toda el municipio de Almuñécar. La pretensión de convertirlo en otro Torremolinos con el argumento de que lo que es bueno para Málaga no va a ser malo para nosotros, ha vuelto locos a los gobernantes municipales, que quieren llenar de cemento y ladrillos todo lo verde que queda, dejando, eso sí, unas manchas para jugar al golf.

Playa de Cantarrijan. Es inadmisible que dentro de un paraje Natural se monte un aparcamiento ilegal a pesar de la prohibición de circulación rodada que existe para el paraje. Aquí sí que no se aprende de la vecina playa del Cañuelo en Málaga a donde hay que bajar con transporte público.

Playa del Pozuelo, en Albuñol. Hay que tener muchas ganas de “playa” para meterse allí. Los invernaderos llegan hasta la misma orilla del mar y los desechos de plásticos, envases y restos agrícolas adornas sus aguas.

Como PUNTOS NEGROS queremos señalar los siguientes lugares:

Playa del Paseo en Almuñécar. Las obras del aparcamiento subterráneo van a molestar con su polvo y ruidos a los visitantes.

Playa del Pozuelo, en Almuñécar. Son las autoridades sanitarias quienes lo dicen. NO sabemos qué tiene esta playa que no tengan otras para gozar del mismo “reconocimiento”

Playa de la Caleta en Salobreña. Por vertidos industriales, por vertidos de la piscifactoría, por acumulación de basuras procedentes de los cultivos y que aportan los balates, por la suciedad de su arena y de sus aguas y por la acumulación de alquitrán y otros productos procedentes de la limpieza de barcos.

Playa de la Cagadilla, en Salobreña. Los restos de envases fitosanitarios y basuras varias adornan una playa que se está proponiendo sea protegida como humedal costero de la provincia de Granada.

Playa Granada, en Motril. Las construcciones (por cientos) están acabando con lo de bueno que tenía esa playa: la vega a continuación de la arena que se ha convertido en lugar de paso para los camiones i demás vehículo. Presenta manchas de aceite con mucha frecuencia.

Playa del cable de Motril. La misma administración reconoce su mal estado y la considera no apta para el baño.

(ver mapa costa andaluza)



Visitantes conectados: 554