El ayuntamiento de Albacete cierra el Vivero Forestal de Especies Autóctonas

En la última semana de diciembre el ayuntamiento de Albacete comunicó su decisión de cerrar el Vivero Municipal Forestal de Especies Autóctonas, que durante casi 25 años ha estado gestionando Ecologistas en Acción.

Con unos comienzos muy modestos, en terrenos del Ayuntamiento, fue poco a poco consolidándose. En la actualidad disponía de cuatro trabajadores, que realizaban tres tipos de funciones: labores de reproducción de especies autóctonas (sabina, tejo, durillo, encina,…), que eran donadas a los colegios, asociaciones o colectivos solicitantes con la finalidad de realizar repoblaciones o aumentar la vegetación de los colegios u otras instalaciones; programa de educación ambiental “Vero Vivero” dirigido a escolares de 3 a 6 años, y que tuvo el pasado año 3.500 visitas y finalmente el programa de educación ambiental de Huertos Escolares con el que se ha estimulado la creación de estos huertos didácticos en numerosos colegios.

Imagen del vivero

El mantenimiento de estos servicios se producía con los fondos que el Ayuntamiento aportaba, según un convenio que se ha renovado durante más de 20 años. Sin embargo, en este momento el Ayuntamiento ha decidido su cierre sin posibilitar ningún otro planteamiento. De hecho, esta asociación se había reunido semanas antes con la concejala de Medio Ambiente, quien manifestó que el Ayuntamiento iba a recortar su aportación en una cifra cercana al 25%. Por ello, Ecologistas en Acción se encontraba planificando posibles variaciones en el funcionamiento del vivero, que permitirían esa reducción o una mayor, e incluso los trabajadores planteaban reducir su jornada a la mitad, cuando se recibió dicha comunicación de cierre. Hay que destacar que, a nuestro juicio, se trata de una decisión irregular, ya que no cumple con las condiciones del convenio que establecen que para su rescisión por cualquiera de las partes, tiene que comunicarse dos meses antes de la fecha anual de renovación.

Además de perderse estos cuatro puestos de trabajo, el Ayuntamiento mantiene con el vivero una deuda de 80.000€, lo que ha ocasionado que los trabajadores lleven seis meses sin cobrar, y que incluso Ecologistas en Acción haya tenido que realizarles un préstamo de 5.000€ para cubrir el pago de sus seguros sociales.

El partido gobernante del Ayuntamiento ha mostrado con esta decisión que no le da ninguna importancia al medio ambiente, y con sus formas un autoritarismo ya olvidado hace mucho tiempo.

Puedes firmar en protesta por el cierre del vivero en esta página.




Visitantes conectados: 306