Alegaciones a la ordenanza municipal de tenencia de animales de Huesca

Alegaciones ordenanza animales huesca

Tras un periodo de información que ha sido todo, menos pública, Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones al título V del borrador de la ordenanza sobre seguridad y convivencia ciudadana, que hace referencia a la tenencia y protección de animales.

Ecologistas en Acción ha solicitado, una vez más, la prohibición en la ciudad de circos que utilicen animales en sus espectáculos, por el maltrato continuado para los mismos. Hace una semana Grecia, se ha unido a la lista, cada vez mayor, de estados y ciudades (entre ellas Monzón) que vienen prohibiendo estas instalaciones. Esperamos que Huesca no pierda esta oportunidad de unirse a ellas.

Igualmente, Ecologistas en Acción no encuentra justificación a que tras una prohibición de la utilización de animales en espectáculos “que impliquen crueldad, maltrato, sufrimiento, (…), la muerte de los mismos…”, se sigan amparando actividades tan bárbaras como los “festejos” taurinos, exponentes máximos del maltrato y tortura animal en nuestro municipio. Especialmente grave es que ni siquiera se regulen, bajo una ordenanza de protección animal, ni que se definan cuales son los “festejos taurinos populares” que el ayuntamiento permite.

Otro de los puntos a los que Ecologistas en Acción le da importancia, y está totalmente ausente en el borrador de ordenanza propuesto, es la necesidad de regular las actividades económicas de venta de animales en el municipio. Esto es las condiciones que deben cumplir los locales donde se vendan animales. Especialmente importante es evitar las molestias a los animales, evitando por ejemplo, que se puedan poner en escaparates, facilitando además que cuenten con lugares donde puedan esconderse cuando lo necesiten.

Igualmente, extrapolable a toda la ordenanza de convivencia ciudadana, la organización ecologista ha solicitado canales de participación ciudadana y acceso a la información en materias que regula la ordenanza, sobre todo después de las trabas detectadas para poder consultar la ordenanza en su periodo de información, cuando el ayuntamiento debería estar haciendo esfuerzos importantes en que sea conocida por la población de cara a su mejora.

La negativa de la corporación oscense de realizar cosas tan sencillas y a la vez que deberían ser habituales en cualquier administración, como colgar el borrador en la web (se hizo con el periodo de información finalizado), poder fotocopiar una copia en papel, o que el horario de consulta pueda ser un poco más flexible para que no coincida con el horario laboral de las mañanas, ha impedido que el periodo de información, se pueda denominar, precisamente, “pública”.




Visitantes conectados: 442