Se crea la Plataforma por una Sobarriba limpia y sin contaminación

La Plataforma se opone a la implantación de una escombrera en Villaseca de la Sobarriba y defiende un desarrollo ecosostenible para esta comarca. Foman parte de ella, por el momento, las Juntas Vecinales de Villacil y Solanilla, el Camping Ciudad de León, la asociación Ecologistas en Acción de León y más de 80 vecinos y vecinas del municipio de Valdefresno.

La pretensión de instalar un Vertedero de Residuos Inertes, sumado al rechazo social que está provocando la instalación de recogida de residuos metálicos existente en Villacil y la proliferación de naves en terreno rústico, todo ello, sin un aparente criterio urbanístico y medio ambiental, junto con la evidencia de que la proximidad a León y la abundancia de suelo rústico, con un coste muy inferior al industrial, han favorecido, y al parecer siguen favoreciendo, este tipo de proyectos, han motivado la creación de la Plataforma por una Sobarriba Limpia y sin contaminación”.

La Plataforma se ha reunido recientemente con el Alcalde de Valdefresno y le ha pedido que procure el bienestar del conjunto de los vecinos y contribuya a hacer del término municipal en que residen un lugar agradable para vivir.

Por eso le han vuelto a pedir , primero fue presentando alegaciones y ahora personalmente, que se informe desfavorablemente la solicitud de uso de suelo rústico para la planta de tratamiento y valorización de residuos de construcción y demolición y vertedero asociado de Villaseca de la Sobarriba. También le han recordado que, en estos momentos, hay al menos cuatro plantas en la periferia de León con expedientes en trámite de Estudio y declaración de Impacto Ambiental; concretamente en Santovenia de la Vadoncina, Villaturiel, Villaquilambre y Villadangos del Páramo, por lo que parece innecesario recalificar terreno rústico para hacer otra más.

La Plataforma manifiesta su desconcierto ante la incomprensible proliferación de estas plantas, habiendo disminuido la generación de residuos tras el parón de la construcción; cabe pensar que, a falta de planificación por parte de la Junta de Castilla y León, de seguir adelante estos proyectos, podrían llegar al alfoz de León escombros procedentes de otras provincias, incluso de otras comunidades autónomas, en contra de los principios de autosuficiencia y proximidad que tendrían que aplicarse para la correcta gestión de cualquier tipo de residuos. En el tratamiento de los residuos inertes, habra que evitar en todo caso el impacto negativo del ruido y el polvo sobre viviendas y espacios naturales; por lo tanto, las instalaciones que finalmente se autoricen, deberían ubicarse en los polígonos industriales que ya existen.




Visitantes conectados: 462