Contra el polígono industrial de las Aletas

Ecologistas en Acción vuelve a pronunciarse contra el Polígono de las Aletas y considera que la insistencia de determinados sectores políticos en llevarlo adelante en contra de la Sentencia del Supremo y del preceptivo informe técnico, raya en la prevaricación.

Ecologistas en Acción está en radical desacuerdo con la pretendida instalación del polígono industrial de Las Aletas y ya ha dicho reiteradamente, en las diversas exposiciones públicas que ha tenido el proyecto y sus modificaciones después de la sentencia adversa, que el Polígono planeado en Las Aletas le parece un proyecto:

- Innecesario. El incremento de suelo industrial de Las Aletas no está justificado: recordemos, por ejemplo, que en la zona portuaria y Bajo de la Cabezuela quedan más de 500.000 m2 sin ocupar y de mayor valor estratégico que las Aletas, y el polígono industrial Las Salinas de 3.000.000 m2, tiene un índice de ocupación inferior al 30%.

En el mismo estudio de Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) se reconoce que: Puerto Real dispone aproximadamente de 1.605.000 m2, El Puerto de Santa María de 974.000m2, Chiclana de 420.000 m2, y San Fernando de 80.000 m2. Los nuevos PGOU del Puerto y Jerez han ofrecido más suelo industrial.

No es verosímil, serio ni responsable que, mientras se está desmantelando el tejido industrial de la Bahía, se pretenda al mismo tiempo seguir recalificando nuevos terrenos costeros con fines industriales o portuarios.

- La vocación natural de estos terrenos es su restitución como zonas marismeñas y su inclusión en el Parque Natural de la Bahía de Cádiz, carácter que nunca debió perder. Esta restitución es técnica, social y éticamente viable a todos los efectos, como se indica en los planteamientos y objetivos del Estudio de la Recuperación Ambiental de las marismas de los ríos Guadalete y San Pedro de la Demarcación de Costas.

- Contrario a la Ley de Costas. Resulta lamentable que, no sólo desde un ayuntamiento, sino también desde la propia autoridad urbanística de la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía y el Ministerio de Fomento del Gobierno Central, se esté pretendiendo destruir un espacio marítimo-terrestre y “forzar” el marco normativo que salvaguarda nuestras costas. El proyecto presentado en 2007 como Plan Especial de Interés Supramunicipal del Área de Actividades Logísticas Empresariales, Tecnológicas, Ambientales y de Servicios de la Bahía de Cádiz, “Las Aletas” está anulado por la Sentencia del Tribunal Supremo de 19 de octubre de 2009 en autos 446/2007, tras el recurso contencioso administrativo interpuesto por WWF-España Las modificaciones propuestas posteriormente por los promotores usando un fraude de Ley aprovechando la presentación de la Evaluación Ambiental Estratégica, carecen de legitimidad.

Ahora Ecologistas en Acción, después de saber que existe un informe técnico de la Dirección General de Costas del Ministerio de Medio Ambiente contrario a la instalación del polígono, manifiesta que la insistencia en promover la instalación puede ser considerada una prevaricación ya que se trata de promover una obra que jurídicamente está anulada por sentencia firme del Tribunal Supremo, y técnicamente tiene los informes administrativos en contra. Las luchas partidistas emprendidas por los políticos no justifican esta tropelía.

Los promotores del proyecto insisten en que sus objetivos son entre otros:

a.- Promover el desarrollo económico: indudablemente es un objetivo con el que todos quisiéramos coincidir, pero el problema de la Bahía de Cádiz no es la falta de suelo industrial de promoción pública para atraer a empresas nacionales e internacionales; es la falta de industrias. No solo no vienen ni se crean nuevas empresas sino que las ya instaladas están cerrándose y dejando suelo disponible (Delfis, Visteón, Cádiz Electrónica…)

b.- Potenciar el desarrollo de los aspectos especialmente vinculados con el mar, la Bahía y sus recursos. No parece que actividades de las propuestas en Las Aletas tengan algo que ver con el mar, la Bahía y sus recursos: Polígono industrial, Parque Comercial, Instalaciones deportivas, Parques recreativos, Instalaciones para hostelería, Parque empresarial, Área logística multifuncional (para manipulación de mercancías), Área logística monofuncional (prestaciones logísticas para sectores de actividad específicos), Área logística‐industrial, Construcción de bienes de equipo para energía eólica offshore, Producción de energía térmica por cogeneración..., actividades que no son compatibles con el DPMT ni su Servidumbre de Protección.

Todos los objetivos estratégicos y la definición de la planificación del proyecto son incorrectos y/o irreales y por ellos Ecologistas en Acción, insiste en que se trata de un proyecto inútil, mal planteado, mal situado e irrealizable en estos tiempos.

En la documentación de los promotores se indica machaconamente que, en la Bahía, el suelo disponible es escaso y se encuentra fragmentado. Pero no es tal cosa. Si se analiza detenidamente los polígonos existentes o en construcción vemos que:

- Puerto Real dispone aproximadamente de 1.605.000 m2
- El Puerto de Santa María de 974.000 m2
- Chiclana de 420.000 m2
- San Fernando de 80.000 m2

Demasiados metros de suelo industrial para una Bahía, lamentablemente, en proceso de desmantelamiento industrial; y no son ni escasos ni tan fragmentados. Además las actividades que se planean para Las Aletas, algunas enunciadas anteriormente, no tienen por qué desarrollarse juntas. El indicar que solo Las Aletas cumple con las necesidades de reindustrialización de la Bahía de Cádiz no es más que un sofisma ya que se afirma que las condiciones exigibles son las de Las Aletas y que, por tanto, solo Las Aletas las cumplen.

Parece razonable optimizar lo que se tiene y no gastar dinero público en promover un costoso e inmenso nuevo polígono industrial sin tener amortizados ni completados los existentes; implica un escaso compromiso con los objetivos indispensables de eficiencia, productividad y ahorro.

Se trata de un proyecto innecesario, contrario a la Ley de Costas, diseñado de manera desmesurada y despilfarradora. Supone una recalificación no justificada de 3.000.000 de m2 cuando en los polígonos industriales de la Bahía existen miles de m2 disponibles, sin uso ni proyecto, construidos y sin construir y, además, con potentes y conocidas instalaciones cerradas, sin actividad ni futuros demandantes.

Ecologistas en Acción exige una política realista, de sentido común y gestión eficiente, al margen de la lucha partidista, que desestime el proyecto de Las Aletas. La naturaleza de las marismas y zonas húmedas de la Bahía de Cádiz, además de todos sus habitantes, saldrán beneficiados.




Visitantes conectados: 457