Nada impide demoler el Algarrobico

Ecologistas en Acción señala que tras la sentencia del Tribunal Supremo que confirma la ilegalidad del hotel del Algarrobico ya no hay obstáculo para su demolición. Es más, la legalidad urbanística obliga a que esta demolición se produzca. Ya no hay posibilidad de más excusas.

En sentencia de fecha 21 de marzo de 2012, notificada ayer a las partes, la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha desestimado el recurso presentado por el Ayuntamiento de Carboneras contra la sentencia de la Audiencia Nacional que fijaba la servidumbre de protección en 100 metros. Con esta sentencia firme del Tribunal Supremo, la mitad del hotel, la que invade la servidumbre de protección, está condenada de forma irreversible a ser demolida.

Ya ninguna otra sentencia de ningún otro juzgado o tribunal podrá desdecir al Tribunal Supremo y afirmar que la servidumbre de protección, donde no está permitido construir, es inferior a los 100 metros. Con esta sentencia del Tribunal Supremo las tres administraciones –Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Carboneras– están obligadas a restablecer la legalidad urbanística y proceder a la demolición de este inmueble ilegal e ilegalizable.

Para Ecologistas en Acción las administraciones ya no pueden seguir afirmando que esperan a que la justicia se pronuncie de una forma definitiva. Con esta sentencia, los tribunales ya han dicho definitivamente que el hotel es ilegal y por tanto ahora solo resta que las administraciones cumplan la sentencia. Al Ministerio, a la Junta de Andalucía y al propio Ayuntamiento se le han acabado las excusas para seguir sin actuar, justificando su ineptitud, cuando no manifiesta complicidad con este atentado contra el paisaje, el Parque Natural y la legalidad vigente. Tienen que derribar este macrohotel sin más demoras.

El Alcalde de Carboneras ya ha manifestado que seguirá esperando más resoluciones judiciales (¿cuantas necesita para enterarse de que el hotel es ilegal e ilegalizable?), cuando su obligación es declarar ilegal la licencia de obras del hotel y modificar el PGOU donde el Algarrobico todavía figura como urbanizable sobre la base de que el consistorio ha interpretado un auto del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en sentido contrario a lo que en él se dice. Este auto del TSJA, ratificado también por el Tribunal Supremo, afirma que el Algarrobico es espacio protegido no urbanizable y sin embargo el Ayuntamiento ha interpretado que el TSJA y el Supremo afirman lo contrario, que el Algarrobico es urbanizable, y así lo ha clasificado en el PGOU.

Hasta la propia Consejería de Medio Ambiente ha tenido que reconocer la ilegalidad de intentar modificar los planos del Plan de Ordenación de Recursos Naturales del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar para permitir la urbanización de este paraje y, en cumplimiento de la sentencia del TSJA, ha vuelto a proteger estos terrenos como no urbanizables.

Para Ecologistas en Acción, si el Ministerio Fiscal tomara medidas contundentes en el asunto del Algarrobico, el Ayuntamiento de Carboneras cumpliría las resoluciones judiciales y no actuaría con la impunidad con la que lo hace ahora. Ya ha pasado mucho tiempo consintiendo una situación claramente ilegal. Es hora de ponerle remedio y demoler este símbolo del urbanismo especulativo en nuestro litoral.




Visitantes conectados: 658