Denunciado vertedero de residuos peligrosos

Ecologistas en Acción de Adra ha denunciado un vertedero ilegal de residuos peligrosos compuesto por planchas de uralita, sinónimo de amianto y asbesto, ante la Consejería de Medio Ambiente, el SEPRONA y el Ayuntamiento de Adra.

El vertedero de residuos denunciado en Adra se encuentra en la desembocadura del río de Adra, en su margen derecha, donde se encuentra un vertedero de planchas de uralita de amianto, llevando los residuos peligrosos en este lugar más de un mes, lo que no solo responsabiliza al causante del vertido sino al ayuntamiento de Adra por permitir que esta situación se prolongue en el tiempo, pues en el mismo lugar se ha denunciado un vertido de aguas residuales que lleva más de 3 años y es una zona de permanente vertido de todo tipo de residuos y especialmente los procedentes de la agricultura, demostrando la institución municipal el nulo interés por resolver los problemas que se generan en este espacio y que es muy peligroso para la salud de la ciudadanía y el entorno.

El amianto, asbesto, o uralita en España, es un elemento cancerígeno del que no se conoce dosis segura, todos los organismos internacionales de la salud (OMS, Agencia Internacional de la investigación del cáncer- IARC, etc.) recomiendan la dosis cero, es decir la prohibición universal de su extracción, manipulación y uso. “Un solo gramo retenido en los pulmones basta para desencadenar una asbestosis”. Al no ser degradable, es acumulativo. Al no ser visible, resulta muy peligroso. Al tener un alto período de latencia (entre la contaminación y la aparición de la enfermedad pasan entre quince y cuarenta años) hace difícil establecer los nexos de causalidad.

Se conoce la relación entre el amianto y el cáncer de pulmón desde 1955, y fue en el 1973 cuando el Centro Internacional de Investigación del Cáncer de la OMS clasifica todas las categorías de amianto como cancerígenas, reconociendo científicamente la carcinogenicidad del amianto.

El amianto introducido en España, es de más de 2,6 millones de toneladas en cien años. La Orden de 7 de diciembre de 2001 prohíbe la comercialización y utilización de todos los tipos de amianto. Este mineral, repartido en tres mil productos, principalmente derivados de fibrocemento (tubos, depósitos, tejados, etc.) está, o bien instalado, o bien en vertederos generalmente incontrolados. De ahí que a pesar de la prohibición su peligrosidad sigue intacta.

Este tipo de residuos calificado como “residuo peligroso” debe en consecuencia, debe tratarse y desecharse siguiendo una normativa y sólo pueden manipularlo las empresas especializadas y registradas al efecto.

Ecologistas en Acción de Adra hace un llamamiento a la responsabilidad del Ayuntamiento y de la Consejería de Medio Ambiente, para que se acabe con estos continuos actos de vertidos ilegales que conllevan efectos muy peligrosos para la ciudadanía.




Visitantes conectados: 265