Madrid: Bicicletada feminista en un Madrid insostenible

Bicicletada feminista en un Madrid insostenible

Grupo de Ecofeminismo de Ecologistas en Acción

Domingo 6 de mayo
Desde las 11h hasta las 14h.
Salida en Cibeles

Recorreremos en bicicleta las calles de Madrid para denunciar las crisis de cuidados y de servicios públicos, el aire que respiramos y las verdaderas amenazas que ponen difícil la vida de las mujeres y la sostenibilidad.

Se trata de pedalear en pelotón y hacer diferentes paradas en lugares donde haremos visibles esas necesidades vitales que Madrid nos niega: nacer libres, respirar limpio, comer sano, disfrutar de cuidados, vivir SIN MIEDO.

Cada una puede llevar su mensaje o pancarta para la bici y alguna prenda de color MORADO. Tampoco olvides la tartera para comer juntas.


SOBERANÍA ENTRE TUS PIERNAS PEDALEAMOS POR UNA CIUDAD MÁS VIVIBLE Y DESEABLE

Un pelotón de mujeres y feministas convocadas por Ecologistas en Acción, saldrán el domingo 6 de mayo, igual que hace un año, a pedalear por las calles de Madrid para hacer visible las dificultades que nuestro medio urbano nos pone para resolver necesidades esenciales.

Madrid se ha convertido en una urbe hecha por y para los coches, los comercios, las empresas y las finanzas y no tanto para las personas que la habitan. Mujeres y hombres, personas con diversidad funcional, ancianas, gentes diversas no pueden pasear, disfrutar de las plazas, respirar aire limpio.

La crisis es la excusa perfecta para seguir privatizando y precarizando todos los ámbitos de la vida orientados a satisfacer nuestras necesidades básicas: nacer, respirar, educarse, alimentarse, cuidarse y cuidar de otras personas, vivir sin miedo. Gran parte de estas actividades son ninguneadas, infravaloradas, externalizadas como mercancías de intercambio económico. Todavía muchas mujeres y muchas personas LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) tienen que aguantar agresiones machistas, verbales y físicas, y otras muchas se exponen a redadas policiales constantes que las señalan por su color de piel, por su nacionalidad, por no tener papeles…

Con esta acción se reclama el derecho a ser parte de Madrid, vivirla, amarla y disfrutarla, poder pasear sin miedo a coches, agresiones machistas, redadas policiales que clasifican a las personas en ciudadanas de primera, segunda y tercera clase, y humos que matan poco a poco.

Los saberes y los trabajos que tradicionalmente realizan las mujeres son imprescindibles y por tanto habrán de ser valorados, repartidos y asumidos por todos y todas, también por instituciones y políticas públicas.

Las medidas para reducir el déficit no pueden precarizar la vida. Decidir sobre la propia sexualidad, tener un parto informado, consciente y respetado; disponer de escuelas y colegios, hospitales, espacios de ocio y recreo, servicios de agua públicos, de calidad, de fácil acceso son condiciones innegociables para una vida buena. También lo son una alimentación sana, producida en condiciones de justicia social y laboral, en equilibrio con el medio ambiente. Esta marcha reivindica la soberanía en la alimentación, en la sexualidad, en el movimiento, en el uso del tiempo.




Visitantes conectados: 212