La Fábrica de la Peste en Salteras inicia la ampliación de sus instalaciones sin autorización

La Federación Provincial de Ecologistas en Acción de Sevilla denuncia ante la Fiscalía y delegación de Sevilla de la Consejería de Medio Ambiente la construcción de una nueva planta de procesado sin autorización, obligada por el cierre judicial que han sufrido las que gestionaba en Mérida (Badajoz) a causa de sus emisiones.

Mientras en Mérida, las continuas denuncias y quejas ciudadanas han obligado, vía judicial, al cierre de la planta de procesado de subproductos animales, por molestias debidas al intenso hedor que provocaba, en Sevilla se abre la puerta a la ampliación de unas instalaciones que históricamente han adolecido de la misma problemática y que cuenta con numerosos expedientes sancionadores, también por vertidos de aguas contaminadas al dominio público hidráulico eso le ha dado el apodo en los pueblos cercanos como “la Fábrica de la Peste”.

De esta forma se ignora las quejas de los vecinos y poblaciones cercanas, que reiteradamente han demandado una solución urgente a esta situación, tales como Guillena, La Algaba, Torre de la Reina, Santiponce, Salteras y Gerena.

Lejos de ello, la delegación provincial de medio ambiente de Sevilla, tiene abierto un expediente de Autorización Ambiental Integrada (AAI) solicitado por Render Grasas S.L. a principios de julio pasado, para una ampliación y mejora de sus instalaciones que la Consejería de Agricultura y Pesca apoyó, otorgándole el 24 de marzo de 2011 una subvención de 200.000 euros.

Pero ese expediente ambiental aún se encuentra en fase de aprobación ya que Render no termina de solucionar la correcta gestión de sus aguas residuales. Sin una resolución administrativa, el proyecto presentado no puede ejecutarse, pero la empresa ha decidido acometer las obras por su cuenta y riesgo, asumiendo las posibles sanciones que pudiera originar.

Es el marco de su habitual política de hechos consumados, que en esta ocasión obedece a sus necesidades de procesamiento, una vez clausurada judicialmente las que gestionaba en Badajoz.

Así, Ecologistas en Acción ha podido comprobar como se esta llevando a cabo la construcción (en fase avanzada) de una nave industrial dentro del recinto que la empresa tiene en sus instalaciones de Salteras que no cuenta con autorización administrativa y que albergaría la nueva planta pretendida.

En respuesta a esta actitud de desprecio legal, la organización ecologista ha remitido denuncia a la fiscalía de Medio Ambiente, Patrimonio y Urbanismo de Sevilla por posible delito urbanístico y ambiental, así como a la delegación de Medio Ambiente de Sevilla, solicitando a ésta paralizar el expediente de Autorización Ambiental abierto, remisión de copia del proyecto, información de autorizaciones de vertidos y emisiones e inicio de las correspondientes sanciones.




Visitantes conectados: 292